Frances Bean Cobain tiene 22 años y unos padres que no se lo han puesto nada fácil. No había cumplido los 2 años cuando su progenitor, Kurt Cobain, la voz de la llamada “generación X” se quitó la vida. Courtney Love se hizo cargo de ella, hasta que a los 18 años Frances decidió independizarse y romper, tal vez así, con la trayectoria de Drogas y alcohol que sobrevivía en su familia. Confiesa que no le gusta mucho Nirvana, aunque la emocionan canciones como Territorial Pissings y Dumb. Lleva algunas semanas promocionando el documental sobre la vida de su padre que la tiene como productora ejecutiva. En entrevistas ha considerado que la cultura actual se obsesiona con los artistas fallecidos.

Bobbi Kristina Brown tiene 21 años y unos padres que tampoco se lo han puesto nada fácil. Su madre Whitney Houston fue encontrada muerta en una bañera hace poco más de3 años. Bobbi Kristina se casaba dos años después del fallecimiento de Houston con su hermanastro Nick Gordon. Durante el pasado enero confesaba en sus redes sociales lo mucho que extrañaba a su madre y lo difícil que se le hacía la vida sin ella. A los pocos días fue encontrada inconsciente en la bañera de su casa. Actualmente se encuentra en coma inducido y su pronóstico no es nada alentador.