Steve Jobs es un personaje tremendamente popular aún hoy en día, al mes de su muerte, en octubre de 2011, fue publicada una biografía que contaba con su aprobación, fue escrita por por Walter Isaacson a partir de 40 entrevistas que Jobs le había concedido. Se convirtió pronto en un éxito editorial, pero el círculo cercano de Jobs, entre ellos la directiva de Apple no estaban contentos, pues la obra se centraba en el lado más negativo y visceral de Jobs pero ignoraba su lado humano.

Ahora con el apoyo de la directiva de Apple, Brene Schlender y Rick Telzeli han sacado otra biografía en la que se muestra el lado más humano del CEO de Apple, utilizan entrevistas de la gente que lo conoció y sobre todo que trabajó con él. Ambos autores son periodistas y fueron amigos de Jobs, y a lo largo del libro muestran como evolucionó como persona, desde un joven bastante impetuoso e intratable a una persona que fue ganando paciencia y empatía con los años, sobre todo después de casarse.

El libro muestra muchas facetas poco conocidas de Jobs, además de mostrar que como persona no era tan egoísta, por ejemplo cuentan que no le gustaba nada tener que despedir gente, especialmente desde que tuvo hijos, porque se imaginaba que era él mismo llegando a su casa y tenía que comunicárselo a su familia. Era una persona familiar, le gustaba pasar mucho tiempo con los suyos.

Lo que más le gustaba de iTunes a Steve era su visualizador, hay quienes lo achacan a su relación juvenil con el LSD, por cierto que Jobs fue un joven superdotado, de hecho sus profesores le adelantaron un curso y se plantearon adelantarle más.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Libros

Jobs no podía soportar al rockero Neil Young, desde que este había criticado el sonido digital diciendo que se perdía calidad con respecto al vinilo.

Otra anécdota curiosa que se cuenta en el libro, es que el famoso discurso que dio en Stanford en el 2005, casi no existe porque perdió las llaves de su camioneta y tuvo que ir en la de su mujer acompañados de sus tres hijos y cuando llegaron no les querían dejar aparcar porque el aparcamiento estaba lleno.

Tim Cook, el que es ahora el presidente de Apple, llegó en una muestra de sincera amistad, tras haberse hecho las pruebas de compatibilidad a ofrecerle parte de su hígado a Steve Jobs, pero este lo rechazó tajante. En definitiva un libro que nos muestra a una persona que como todos los grandes genios no era fácil de tratar pero que tenía también un importante lado humano.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más