Hace unas semanas se anunció una cuarta entrega de la saga de Animación más aplaudida de la gran pantalla, esa en la que los juguetes cobraban vida cuando el niño que era su dueño no los veía. La idea de Toy story supuso una inyección de creatividad en una industria que todavía no había caído en la espiral reiterativa del remake y la secuela como base de su producción, pero a la que poco le faltaba entrar en ella.

De hecho, fue esta la primera cinta de animación en contar con una segunda parte, y luego con una tercera, que llegó a ser considerada la mejor de las estrenadas hasta el momento.

Así las cosas, la cuarta tenía que llegar, aunque no iba a ser fácil encontrar un argumento para desarrollarla, dado cómo había concluido la anterior. Tal vez por eso la nueva entrega va a suponer un giro respecto a las ya vistas y se va a centrar en los muñecos, prescindiendo en buena medida de los personajes humanos con los que conectaban.

Por un lado, tal planteamiento es bienvenido, ya que de esta forma se reinventa lo concebido para darle un impulso que siga siendo atractivo al público, pero por otro, no deja de ser una vulneración del patrón original del que surgió todo, y es que si ya no va a haber personas ante las que se sientan controlados y por las que tengan que aparentar que no están vivos, se convierte en una película de Disney más en la que cualquier animal u objeto deja de estar inanimado.

Por lo dicho hasta el momento, parece que la trama se centrará en una historia de amor, a la que se le dará un envoltorio de comedia. Es decir, lo que ya habíamos visto entre Ken y Barbie en la tercera parte... Lo que sí es un acierto es que John Lasseter, creador de la cinta inicial, director de la misma y también de la secuela, se encargará de dirigir esta última, por lo que puede ser una garantía de que la película llegue a tener el nivel del que hizo gala su predecesora.

Lasseter es un artesano extraordinario, un genio que gracias a Pixar abrió el camino a una serie de películas sin las que hoy no concebimos el Cine de animación, así que démosle la oportunidad de ofrecernos otra joya como las que dieron origen al mejor estudio en su especialidad de las últimas décadas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más