El jurado asignado para el juicio entre Robin Thicke y Pharrell Williams contra los hijos de Marvin Gaye ha considerado culpables de plagio a Thicke y Williams por la canción Blurred lines, el tema que hizo bailar al mundo entero hace dos años, que recaudó 8 millones de dólares solo en beneficios y que desde hace unos días se considera un plagio de Got to give it up, la canción grabada por Gayer en 1977. La sentencia fue expedida este martes y con ella ambos cantantes deben pagar a los hijos de Marvin Gaye 7,4 millones de dólares, 4 por prejuicios y el restos por los beneficios que dio la canción.

Defensa 

Tanto Pharrell como Robin, han admitido que se inspiraron en la canción de Gaye para crear el tema que sacaron hace dos años, pero siempre han defendido la originalidad de su canción. De hecho, cuando empezó a cobrar vida el rumor sobre el posible plagio, fueron los propios autores de Blurred lines los que acudieron a la justicia para que certificara la originalidad de su canción. Frente a esto, los tres hijos del rey del soul, presentaron una demanda para demostrar que había plagio en Blurred lines.

La defensa se basó en que el comentario sobre la inspiración de Williams y Thicke en la canción de Gaye fue hecho solo para vender mejor el nuevo tema. Además, Thicke, que aparece como coautor de la canción, afirma que él solo le mencionó a Pharrell su gusto por Got to give it up y que fue el propio Pharrell quien a partir de ahí se puso a componer.

Así, en menos de una hora, ya tenían la letra de la canción e inmediatamente pasaron a grabarla.

Con la sentencia se pone fin a un proceso judicial que ha sido muy seguido por la industria musical porque puede arrojar un poco de luz sobre lo complicado que es actualmente componer canciones originales.

De hecho, el propio Robin Thicke tocó unos acordes en un piano durante el juicio para demostrar que la línea que separa la originalidad del plagio en la actualidad es muy fina, y que se pueden confundir ambas cosas.

Por otro lado Pharrells Williams defendió su inocencia afirmando que siempre ha sido un gran admirador de Marvin Gaye y que por tanto: "lo último que quieres hacer como creador es tomar algo de alguien a quien amas".

De cualquier modo, el jurado y la posterior sentencia los ha declarado culpables y por ellos deberán pagar una buena suma de dinero. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!