Qué maravilla es ver trabajar a los actores veteranos, comprobar su capacidad y su talento para llenar la pantalla con su sola presencia y poder rendirnos a sus pies cuando los vemos en acción dentro del papel que en la película que corresponda desempeñen. Disfrutar de Michael Caine, Donald Sutherland, Vanessa Redgrave, John Hurt o Al Pacino no tiene comparación dentro del #Cine que cada semana nos llega a las carteleras, pero no es fácil conseguirlo porque Hollywood es una maquinaria que funciona sobre todo con actores jóvenes con un talento no del todo consolidado porque su experiencia todavía no se lo ha permitido. Pero cuando un personaje de cierta edad requiere de un intérprete incontestable, ahí los encontramos a ellos, dándonos, involuntariamente, lecciones de contundencia y de admirable saber estar.

Es el caso de Ian McKellen, quien a sus 75 años es todo un mito de la pantalla grande, algo que le debe tanto a su Gandalf de El Señor de los Anillos y El Hobbit como a su Magneto de X-Men. Todas esas películas de corte fantástico lo han convertido en uno de los actores más respetados por todos los espectadores, pero más allá de estas franquicias, McKellen es un profesional de la cuna inglesa que se ha enfrentado al mismísimo Shakespeare en Ricardo III o El Rey Lear, que lleva inmerso en su profesión desde los años sesenta y que ha obtenido dos nominaciones al Oscar, una como mejor actor secundario por la primera de las cintas en que Peter Jackson se adentraba en la Tierra Media y otra como menor actor por su retrato de James Whale, el director de la legendaria Frankenstein, en Dioses y monstruos.

Vídeos destacados del día

Con el responsable de esta última, Bill Condon, vuelve a colaborar en Mr. Holmes, un acercamiento a la figura del detective creado por Sir Arthur Conan Doyle que en esta ocasión no está basado en una de sus novelas, sino en A slight trick of the mind, de Mitch Cullin. En ella se propone a un Holmes ya retirado que todavía se dedicará a resolver un último caso. Hasta el mes de junio no empezará a verse en las pantallas del mundo, pero de momento disponemos de un tráiler en el que se puede apreciar la grandeza de su intérprete, acaparando todas las miradas. El escaso material al que por ahora se puede acceder nos indica que se tratará de una cinta clásica, completamente alejada del estilo al que otro Holmes, el de Robert Downey Jr., nos acostumbró en las cintas de Guy Ritchie. Un detective sosegado que arrancará aplausos entre aquellos dispuestos a disfrutar del ocaso de un personaje que siempre estará en plena forma. #Famosos