Málaga siempre ha sido un destino turístico, como lo son otras muchas ciudades del sur de España, por el sol y las playas, pero gracias a la labor de su alcalde Francisco de la Torre, ahora se ha convertido también en destino cultural. Quizás demasiado cultural, plantea la oposición política a este alcalde deL PP, ante la proliferación de museos en la ciudad: Museo Picasso, Museo Casa Natal de Picasso, Museo Carmen Thysen, Centro de Arte Contemporáneo, La Térmica, Museo de Bellas Artes, Museo Estatal Ruso de San Petersburgo en Málaga y ahora también el Centro Pompidou de Málaga.

Un cubo de cristal en el puerto malagueño, que el artista conceptual francés Daniel Bum ha adornado con cuadrados de colores, acoge al Centro Pompidou que se ha inaugurado este sábado 28 de marzo por el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, la ministra de cultura francesa Fleur Pellerin y Allan Saban, presidente del Centro Pompidou de París.

Aunque sea un espacio provisional, en principio estará 5 años en la ciudad que luego podrían ser prolongados, Francisco de la Torre lo considera un triunfo para Málaga por su carácter pionero, a pesar de tener que invertir cada año 8 millones de euros en su mantenimiento, que espera recuperar en parte con la recaudación de las entradas (se esperan 250.000 visitas anuales) y el aporte que ya tiene concertado con algunos patrocinadores(como Unicasa y Heineken).

La colección permanente se inspira en el cuerpo humano, y está dividida en cinco bloques temáticos que se rellenan con obras que van desde las vanguardias históricas hasta lo último en arte contemporáneo. Los ejes son Metarmorfosis, Autorretratos, El hombre sin rostro, el Cuerpo Político, el Cuerpo en Pedazos. Esta exposición permanente se renovará por completo en dos años, con otras obras procedentes de Centro pompidou parisino.

Vídeos destacados del día

Además cada año el museo malagueño contará con varias exposiciones temporales, las primeras tratarán sobre el dibujo de Miró, el cine del surrealismo y el dadaismo, París y la arquitectura o el nuevo realismo.