Puede que participar o concursar no sea lo más importante cuando te aventuras en una carrera popular, como piensan algunos ya que como fin es culminar con la victoria, pero las probabilidades son exiguas y hay que conformarse con ello cuando se trata de un número importante de participantes. Un joven de Alcoy, con más moral que el C.D. Alcoyano, de la que dice la leyenda que en un partido de fútbol iba perdiendo por 7 a 0 y el portero subía para lanzar el balón del corner y después acudía al área contraria para rematar, cumplió con su objetivo de ser el ganador de 2 de los concursos de los que participó, por lo que en ningún momento arrojó la toalla.

En su incipiente carrera pictórica se presentó al Cartel de San Fermín 2014, como ejemplo de afán de superación y optimismo y los votantes de Pamplona en una cuarta parte le dieron como vencedor, a pesar de la escasa participación respecto a la multitud en las urnas del 2009 y también meritorio el conseguido por 1 año antes en Alcoy, concretamente como anunciador de la 128º Cabalgata de sus Majestades Reyes Magos de Oriente, siendo esta la más antigua de España,

La Cabalgata de Alcoy fue declarada, en el año 2001, fiesta de interés turístico nacional. El artista alcoyano tuvo la peculiaridad de plasmar en sus 2 obras, avatares de la vida, personajes carismáticos y representativos de ambas fiestas, empleando una amplia gama de colorido, que en mención al cartel pamplónica se salió del estereotipo de tradición tricolor blanco, negro y rojo con el fondo de la obra en un tono azulado que hacía que pudiera resaltar.

Vídeos destacados del día

En sus personajes no se reflejan "ojos", ya que no es preciso para el artista de diseño gráfico. Por lo que parece ser que no es necesario que ofrezca todas sus interpretaciones ya que la imagen parece transmitir lo suficiente y no dificulta averiguar de que personaje se trata. Los avatares son inspirados en "kilikis" pamplónicas de la Fiesta, estas son figuras de piedra y cartón, destacando el archiconocido en Navarra "Caravinagre", en una comparsa de 25 transportadores del enorme cabezón, que en su conjunto consta de Gigantes cabezudos escoltados por zaldikos y kilikis.