Natalie Portman vuelve al Cine más independiente, el que la consolidó como actriz gracias a su Oscar por Cisne negro, después de que el año pasado la viéramos en Thor: el mundo oscuro en el papel de Jane Foster. Estos días presenta lo nuevo de Terrence Malick en el festival de Berlín, Knight of cups, un film que ha decepcionado a quienes ya han tenido oportunidad de ver. La película narra el aburrimiento y el sinsentido que para un personaje, el que interpreta el actor Christian Bale, también presente en el festival, tiene el pasar la vida mezclado entre la belleza del lujo y las mujeres más impresionantes, entre las que se encuentra la protagonista de V de vendetta.

Que una película de Malick decepcione viene a ser algo normal, tal vez no entre la crítica, que siempre ha aupado al director a los más altos puestos de cuantos ruedan en la actualidad, pero sí entre el público, que intrigado por tantas alabanzas a sus obras se mete en el cine, pobre incauto, para tratar de disfrutar de lo que en la sala se proyecte, y descubrir, extrañado y desesperado, que lo que están viendo es pura filosofía maravillosamente retratada, pero muy lejana al entretenimiento que pensaban encontrar.

Porque Malick responde con mayúsculas al concepto de director autor, y ver sus películas supone exponerse a experiencias extremas que resultan apasionantes si se entra en ellas, pero insoportables si esto no se consigue.

Natalie Portman se introduce con Knight of cups en el mundo de un realizador que si en algo es un auténtico maestro es en el arte de fotografiar. Cosas, personas, paisajes, todo lo que su cámara capta la pantalla lo reproduce con una belleza cegadora, y la música que acompaña a las imágenes, y a la voz en off que suele inundarlas, redondea obras que ya están situadas en el casillero de los clásicos.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Brad Pitt y Jessica Chastain fueron pareja en El árbol de la vida y Ben Affleck y Olga Kurylenko en To the wonder, y ahora, a Natalie le toca serlo de Christian Bale. Ambos estarán también en el siguiente trabajo del director, que aún no tiene nombre, o no de manera definitiva porque El proyecto sin título de Terrence Malick no es algo que como tal se pueda estrenar. En ella también estarán Michael Fassbender y Ryan Gosling, dos de los actores más aclamados del momento, no solo por su talento sino también por su fotogenia, así que es de imaginar lo que la cámara de Malick logrará con ellos, guste o no el resultado final.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más