Fue el Oscar de Birdman. La película de Alejandro González Innaritu sobre el camino de un actor en el Sunset Boulevard, que abrió el Festival de Cine de Venecia es la mejor película del 2015, y ha ganado también los premios al mejor director, al mejor guión original y a la fotografía.

Pero Birdman no ha obtenido el premio de mejor actor. De hecho, ha ganado el premio Eddie Redmayne por su notable interpretación del físico afecto de SLA Stephen Hawking, en La teoría del todo.

La onírica película sobre un chico de portería en un hotel decadente en Budapest, escrita y dirigida por Wes Anderson, The Grand Budapest Hotel, ha ganado cuatro estatuillas. Decepción, en cambio, para Boyhood. La película de Richard Linklater, una de las favoritas, pero que no ha ganado mucho.

La larga historia de crecimiento de un niño de 12 años, vale sólo el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto, atribuido a Patricia Arquette.

Confirmadas también las estatuillas a Julianne Moore como Mejor Actriz para el drama sobre el Alzhaimer Still Alice y a JK Simmons, como mejor actor de reparto para Whiplash.

Fue también el Oscar del compromiso social. Muchos de los artistas han querido explotar el escenario de los Oscar para lanzar su mensaje. Patricia Arquette ha hablado de los derechos de las mujeres estadounidenses, sobre todo el derecho a tener un trato económico igual en el trabajo.

Luego, en la sala de prensa ha hablado de un proyecto para llevar saneamiento ecológico en lugares remotos del mundo.

John Legend y Common han tocado el tema de los derechos de las minorías étnicas, mientras que Julianne Moore recordado que películas como Still Alice llevan conciencia acerca de una enfermedad como el Alzheimer.

Palabras fuertes, sobre el derecho a la privacidad llegaron por los realizadores del documental CitizenFour, sobre la historia de Edward Snowden resultado el mejor documental.

Como siempre al lado de los ganadores hay los perdedores y Boyhood y su director Richard Linklater, han perdido mucho.

El proyecto, que duró 12 años, los años de crecimiento del protagonista, no ha pagado a pesar de las predicciones. Ha perdido también American Sniper, la película de Clint Eastwood que narra la guerra de Irak, llevando en la pantalla la historia real de francotirador más letal de Estados Unidos.

De hecho, ha conseguido sólo la estatuilla para el sound editing.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más