La cinta dirigida por Alberto Rodríguez, La isla mínima, ha sido la gran vencedora de los Premios Goya 2015, otorgados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. El film partía con 17 nominaciones y se ha llevado 10 goyas: mejor diseño de vestuario, mejor actriz revelación, mejor montaje, mejor dirección artística, mejor dirección de fotografía, mejor música original, mejor guion original, mejor actor protagonista para Javier Gutiérrez, mejor director para Alberto Rodríguez y mejor película.

Sin duda, La isla mínima ha sido la favorita en las quinielas. El thriller protagonizado por Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo ya había arrasado en diferentes premiaciones como en los CEC del Círculo de Escritores Cinematográficos, Los Premios Feroz de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España y Los Premios Forqué de la Asociación de Productores José María Forqué. Por su parte, El niño de Daniel Monzón se lleva 4 Goyas de los 16 a los que optaba.

Como mejor actriz protagonista no ha habido sorpresas, con Bárbara Lennie por Magical Girl de Carlos Vermut.

Uno de los momentos más emotivos ha sido la entrega del Goya de Honor a Antonio Banderas. Tras el vídeo homenaje con escenas de sus películas, el director Pedro Almodóvar ha arrancado un discurso alabando la trayectoria de Banderas y dándole las gracias por haber tenido la oportunidad de conocerle y trabajar con él.

Así afirma el director su admiración por el actor: "le tengo que agradecer que se haya lanzado por todos los precipicios que yo le he pedido. Los ochenta fueron de Antonio". Tras el efusivo aplauso por parte del público, Antonio Banderas enfatiza en que "todo lo que tengo se lo debo a mi profesión, que prefiero llamar vocación".

Pero la gran sorpresa de la noche ha sido sin duda alguna los premios a mejor actriz y actor de reparto para Carmen Machi y Karra Elejalde por Ocho apellidos vascos.

"¡Qué sorpresa, llevarme un Goya y encima por hacer reír", así lo afirmaba la propia actriz nada más subir a recoger su Goya, y es que la comedia rara vez suele ser premiada. Asimismo, Dani Rovira, presentador de la gala, también ha conseguido llevarse el Goya al mejor actor revelación por Ocho apellidos vascos.

Los Goya, que este año se han desplazado al sábado, son la mejor ocasión para celebrar y contemplar la buena cosecha del Cine español.

Y es que el pasado 2014 ha sido un año histórico para el Cine español con el espectacular éxito de Ocho apellidos vascos y El niño, el respaldo crítico de La isla mínima y 10.000 Km, y la buena acogida en festivales de Loreak y Magical Girl. En medio de una crisis económica en la que el cine también las pasa canutas, se han creado historias y personajes que han conseguido atraer al público y llenar las salas de cine.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más