Julianne Moore es una de las mejores actrices del mundo. Eso nadie lo pone en duda, y la Academia de Hollywood acaba de confirmarlo dándole ese Oscar que llevaba años mereciendo después de que ninguna de sus cuatro nominaciones previas se materializara en premio. Como suele suceder, éste llega con un trabajo en una película que no será recordada por sus logros, ya que Siempre Alice no alcanza sino a ser ese telefilme dramático que engancha en las tardes de los fines de semana.

Pero la mujer en creciente pérdida de memoria que interpreta Moore ha sido la que ha ablandado los corazones de los votantes, y después de haberla tenido como candidata al Oscar por trabajos memorables como el de Boogie nights, El fin del romance o Las horas, se lo dan por una composición que pese al nivel de dramatismo que propone, hace años que la superó Julie Christie en Lejos de ella, una maravillosa película sobre el mismo tema por la que, en su caso, Christie solo logró nominación.

Después de los aplausos recibidos en la noche de los Oscar por haberlo ganado, después de subir a recogerlo y agradecerlo emocionada, Moore estrena otra película en la que también es protagonista, pero de muy distinta manera, ya que en Maps to the stars, de David Cronemberg, no se hace querer como en la anterior. De hecho, se mete en la piel de una actriz mimada y consentida a la que Hollywood ya ha comenzado a dar la espalda, una circunstancia que interpreta de maravilla pese a que esté tan alejada de ella en su propia situación real.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Las dos caras de la moneda de una actriz genial, coincidirán en las carteleras para dejar claro que el Oscar es un premio que Julianne tendría que ganar casi por cada uno de sus films.

Próximamente la volveremos a ver enferma en otro drama sin fecha de estreno en el que compartirá cartel con otro nominado al Oscar este mismo año, Steve Carrell. Se trata de Freeheld, donde se meterá en la piel de una detective del cuerpo de policía a la que los médicos pronostican poco tiempo de vida.

Laurel Hester es uno de esos personajes que dan prestigio y premios, y a no ser que ahora Julianne se convierta en la versión femenina de Tom Hanks y obtenga dos Oscar en años consecutivos, es muy probable que en 2016 Moore se quede, gracias a él, a las puertas de su segunda estatuilla. Pero como ya la tiene, la decepción estaría completamente amortiguada por ese pasado dulce que a día de hoy es un maravilloso presente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más