Esta semana llega a nuestras carteleras la última película de Clint Eastwood que ha sido un éxito de taquilla en los EEUU, pero también objeto de controversias.

La película es un drama bélico de 132 min., adaptación de la autobiografía del francotirador Chris Kyle, titulada "American Skiper" que sirvió cuatro veces en Irak, durante la guerra que duró del 20 de marzo de 2003 a diciembre del 2011. Un conflicto en el que según las fuentes consultadas murieron entre 134715 o 152004 civiles. Y también fueron baja 4446 soldados americanos.

El protagonista es interpretado por el actor Bradley Cooper, que engordó más de 10 kilos para hacer la película y se entrenó con los NAVY, el cuerpo al que pertenecía el tejano Chris Kyle. Su labor como francotirador consistía en proteger a sus compañeros y lo hacía bien, según él habría matado a 255 enemigos, sus propios compañeros lo apodaron "El Leyenda", pero eso mismo lo convirtió en objetivo directo del enemigo que lo llamaba "El enemigo de Harabi". Herido dos veces, consiguió sobrevivir a 6 atentados.

A la par el protagonista intenta ser un buen esposo y padre. Sienna Miller es la encargada de interpretar a su mujer, con la que la actriz mantuvo realmente largas conversaciones. La actriz leyó toda la correspondencia que mantuvo la pareja mientras él se encontraba en Irak, y afirmó sentirse un poco incómoda por meterse en su intimidad.

El protagonista murió en febrero de 2013 a causa de un disparo efectuado por un ex-soldado, Kyle que había sufrido el síndrome postraumático, intentaba ayudar a soldados que estaban pasando por lo mismo, uno de ellos fue quien le disparó.

El comienzo del juicio coincide con el estreno del film.

De todos es sabido el apoyo de Clint Eastwood al partido republicano de los EEUU, y su posición a favor de la invasión de Irak. Quizás por eso la película ha levantado ampollas entre algunos sectores que la acusan de "demasiado patriótica y belicista", entre otros Michael Moore, Seth Rogen y el intelectual Noam Chomsky se han pronunciado contra ella.

Tampoco ha sido bien acogida en Bagdag que la ha retirado de uno de sus cines. En cambio Eastwood cuenta con el apoyo de Michelle Obama, la Primera Dama, que ve bien reflejado en ella el drama de muchos soldados.

Uno de los aspectos más criticados de la película ha sido la utilización de un muñeco en las escenas en las que aparece un bebé en lugar de un niño de verdad, y lo cierto es que se nota y mucho.

La película cuenta con seis nominaciones a los Oscars: Mejor Película, Mejor actor (Bradley Cooper), Mejor Guión Adaptado, Mejor Montaje, Mejor Edición de Sonido y Mejor Mezcla de Sonido. A sus 84 años Clint Eastwood sigue en la brecha y dando de qué hablar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más