Cuando una película es muy esperada, las expectativas son muy altas y pueden suceder dos cosas en el estreno: que el filme resulte ser lo que todo el mundo se imaginaba o defraude a la audiencia. Un gran handicap para cualquier película suele ser la comparación con el libro de esa misma historia, los lectores de los cuales siempre prefieren la literatura a la expresión en pantalla, ya que la imaginación puede volar a sus anchas en cada lectura y los detalles son mucho más significativos. En esta ocasión, Cincuenta sombras de Grey había sido muy esperada y con muchas ansias por sus seguidores, y las críticas no han resultado tan positivas como se esperaba.

Taylor-Johnson, cineasta y directora de la primera parte de la trilogía, ha renunciado a dirigir las secuelas de la historia del señor Grey. Tras recibir fuertes críticas de caras famosas como Madonna, a quien no le gustó la recreación de las escenas y tenía unas expectativas mucho más altas sobre los encuentros íntimos, y muchas discusiones con E. L. James, escritora de la trilogía, ha decidido no seguir adelante con el contrato que firmó y renunciar a la responsabilidad de filmar las dos partes que quedan.

No cabe ninguna duda de que se encontrará pronto a otro sustituto que quiera responsabilizarse de ello, aunque con un tipo de película como esta y el bochorno al que se tienen que someter los actores -a quienes no les alientan nada  los comentarios de los seguidores de la saga- es muy difícil conseguir un trabajo que satisfaga a todos. De momento, la propia escritora ha dicho que se quiere hacer cargo de dirigir ella las secuelas, pero todavía no se ha anunciado de un modo formal

Por otra parte, el estreno de la película está teniendo un gran impacto en la sociedad y no precisamente positivo. El anuncio de una muerte por intentar las prácticas de Anastasia y Christian Grey ha sido la primera noticia, y esperemos que la última, pero con la publicación de los libros se dieron algunos casos similares. Esperemos que el fanatismo de algunas personas no repercuta a la escritora ni a la grabación de las secuelas.  

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!