A sus casi 80 años, el actor, guionista y director neoyorquino Woody Allen, uno de los pocos autores que quedaba por pasarse a la pequeña pantalla y al formato de serie de televisión, ha dado el paso para ponerse manos a la obra con una. Steven Spielberg o Martin Scorsese, otros mitos, compañeros de profesión del responsable de Annie Hall, ya han realizado sus pinitos dentro de esta narrativa tan de moda: Spielberg ha producido Hermanos de sangre o Abducidos, entre otras muchas Series y mini-series y Martin no solo produjo Boardwalk Empire sino que también dirigió el episodio piloto. 

Cada día está más claro que la televisión es un medio a tener en cuenta y que las nuevas tecnologías son un terreno por explorar al que también hay que dar material específico, y Woody Allen ha llegado a un acuerdo con la plataforma de Amazon Studios para encargarse de la temporada entera de una serie que de momento tiene como título Woody Allen´s untitled proyect (El proyecto sin título de Woody Allen).

Podrá verse solo a través de la plataforma de Amazon Prime Instant Video, a la que se le unirá Netflix, y solo estará accesible para Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. 

Woody escribirá los guiones y dirigirá los capítulos, que tendrán una duración de media hora y de la cual, lógicamente, todavía no se conoce ni siquiera el reparto que los interpretará. El director, tras llegar al acuerdo con Amanzon para llevarla a cabo, ha afirmado estar un poco asustado con el proyecto porque no sabe bien por dónde empezar y ha añadido que Amazon se va a arrepentir de habérselo propuesto. Aunque sus fans lo dudan, porque su pluma, si es buena para escribir de cara a la pantalla grande, puede serlo también para crear maravillas en la pequeña, y aunque alguna vez ha defraudado a sus seguidores, no es algo que el director suela hacer con frecuencia.

Vídeos destacados del día

Siempre ha mantenido un ritmo de película por año y por mucho que siga logrando un nivel interesante en sus producciones, es prácticamente imposible sostener toda una filmografía a la misma altura, pero las excepciones de Woody son pocas, la mayoría de sus películas resultan ser aclamadas, por lo que el maestro debería afrontar este proyecto, este giro a su carrera, con las mismas fuerzas de las que siempre ha hecho gala.