"Beetlejuice", la comedia negra protagonizada por Michael Keaton y Winona Ryder en 1988 está de vuelta. Casi treinta años después, uno de los films más exitosos de Tim Burton tendrá una segunda parte con la ya confirmada aparición de Keaton y Ryder para retomar sus papeles de Beetlejuice y Lydia, respectivamente. El rodaje tendría lugar a finales de este mismo año con la posibilidad de estrenarla a finales de 2016.

El guionista y productor, Seth Grahame-Smith está entusiasmado por empezar el proyecto ya que es una de sus películas favoritas, pero al mismo tiempo tiene miedo de realizar una mala secuela.

Aunque por ahora ya tiene los elementos más importantes. Tanto el director, Tim Burton como Michael Keaton, recién nominado al Oscar y ganador de un Globo de Oro por su trabajo en "Birdman", están de vuelta.

Por su parte, Tim Burton ha declarado que la película "no será exactamente una secuela", pero que utilizará personajes del film original como es el caso del personaje de Lydia, la gótica amiga de Beetlejuice, interpretado por Winona Ryder. Pero antes de ponerse manos a la obra, Burton tiene pendiente rodar la cinta fantástica "Miss Peregrine's Home for Peculiar Children", protagonizada por la actriz británica Eva Green.

Aunque todavía no se sabe mucha más información al respecto, el público está ansioso y siente una gran curiosidad por ver cómo será el film y qué historia narrativa seguirá. La película original se convirtió en todo un fenómeno cultural de finales de los 80. Recaudó nada más y nada menos que 70 millones de dólares, se convirtió en una serie, el disfraz de Beetlejuice fue uno de los más demandados en Halloween y el mismo personaje generó todo un universo en sí mismo.

En el film original la historia se centraba en un matrimonio de fantasmas, interpretado por Geena Davis y Alec Baldwin, que contrataban los servicios de Beetlejuice (Michael Keaton), un especialista en asustar mortales, para ahuyentar a los nuevos propietarios de su casa. Por el momento y hasta que exista más información acerca de la secuela, nos tendremos que conformar con una de las más recientes películas de Tim Burton, Big Eyes, basada en la historia real de Walter Keane, uno de los pintores más exitosos de los años 50 y principios de los 60.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!