Son una de las parejas artísticas más conocidas desde que el Cine es cine: Robert De Niro y Al Pacino son algo así como los Robert Redford y Paul Newman de los años setenta, solo que De Niro y Pacino han alargado sus colaboraciones en el tiempo y aunque no han coincidido demasiadas veces en la pantalla grande lo han hecho las suficientes como para que se les relacione y se les compare de forma natural.

Y lo cierto es que en un principio hubo motivo para ello, su calidad interpretativa era similar, ninguno estaba por encima del otro, ni a la hora de seleccionar trabajos ni a la de dar vida a sus personajes. Hubo un tiempo en que ambos superaban la perfección, pero no la supieron gestionar de la misma forma y, como en toda competición, aunque sea implícita, uno de los dos acaba venciendo.

El Padrino II (1974), de Francis Ford Coppola, los unió por primera vez, después Heat (1995), de Michael Mann, y posteriormente Asesinato justo (2008), de Jon Avnet, tres películas que van en orden de declive y que también dejan claro quién de los dos ha bajado el listón en el nivel de exigencia.

De Niro, portento físico y mental hace décadas, va cayendo cada vez con más fuerza en una decadencia en la que solo se mantiene su legendario nombre. Es Pacino el que continúa con su genio intacto, demostrando una frescura exorbitante en cada una de las películas en las que interviene, que son considerablemente menos que las que cuentan con De Niro, y haciendo gala de una solvencia ante la que hay que lo mejor que puede hacerse es levantarse y aplaudir.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

A esos tres proyectos que los unieron podría sumarse otro que nos ofreciera de nuevo su presencia, pero no se acaba de concretar. Se trata de The Irishman, un thriller que dirigiría Martin Scorsese en el que también participaría Joe Pesci, basado en la novela I heard you paint houses, de Charlie Brandt, que contaría la vida de Frank Sheeran, el irlandés del título de la película, al que se achacan más de 25 asesinatos.

Interesante proyecto que se ha ido aparcando y recuperando en diversas ocasiones y que esperemos tenga pronto la luz verde que desean sus responsables.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más