Coincidiendo con la próxima entrega de los premios Oscar, Jane Hawking ha saltado de nuevo a la luz. Autora del libro en el que esta basada la película "La teoría del todo" y que acaba de publicar en España, ha concedido una entrevista amplia, en la que cuenta un poco su vida junto a Stephen Hawking,

"Hacia el infinito" es un libro de memorias, donde la autora y ex-mujer del astrofísico, relata sus comienzos en investigaciones, y como fue el principio de la enfermedad, con sus consecuencias. Su relación duró 25 años, donde se sucedían verdaderas odiseas de sentimientos encontrados. De amor y desamor, felicidad y sufrimiento, éxtasis y miseria. El genio ateo y Jane creyente se divorciaron tras enamorarse el astrofísico de Elaine Mason, una de las enfermeras que le trataron en muchas de sus recaidas por su enfermedad degenerativa. ELA, Esclerosis lateral amiotrófica.

Se conocieron, cuando él estudiaba en Oxford y fue un flechazo inmediato, pero tan solo un mes después de conocer al joven, con un sentido del humor muy particular, su dificultad para hacer determinadas cosas, y que comenzaba a tropezarse con todo, le empujaron a visitar a los médicos, que finalmente y tras muchas pruebas, le diagnosticaron dicha enfermedad. El genio debe considerarse un afortunado, pues la esperanza de vida de las personas que padecen la enfermedad, es de dos o tres años máximo. De hecho, el astrofísico ha tenido varios momentos en los que se temía por su vida, hecho que recuerda amargamente Jane y así lo deja ver en su libro.

Lejos del diagnostico médico, la joven quiso seguir conociendo al personaje tan peculiar, continuando con su relación hasta su boda. Recuerda que entonces ninguno pensaba en la muerte. El reconocimiento en su trabajo no tardó en llegarle, convirtiendose en muy poco tiempo, gracias a sus éxitos científicos, en uno de los astrofísicos más respetados del planeta. Con tan solo 28 años, ya contaba con un libro superventas, "Historia del Tiempo", y un amplio coocimiento y estudio de los agujeros negros.

Cada vez, su dependencia era mayor a medida que progresaba la enfermedad y Jane asegura que la fortaleza la conseguió por la fe. Tuvieron tres hijos, con los que actualmente se reunen ambos, tras pasar una temporada, la que duró el matrimonio con Elaine, en la que la relación se enfrió.

La escritora afirma que escribir estas memorias le ha servido de desahogo y para mantenerse cuerda.

La película basada en ella, y con cuatro nominaciones a los Oscar, está interpretada por Felicity Jones y Eddie Redmayne. Considero que será digna de ver aunque dura, por la visión que reflejará la enfermedad en su mayor crudeza. ¡Suerte con esas nominaciones!