Pareciera que los cuentos de hadas de siempre no quieren dejarse arrollar por las nuevas aventuras de princesas no tan princesas y de príncipes sin sangre azul. Las historias que en la actualidad se cuentan a los niños ya no son las de siempre, se engrandecen los valores por igual sin diferencia de género y las tramas en las que se ven envueltas son más reales, tanto que se podría decir que superan a toda ficción; eso sin temor a ser criticadas de falso realismo por la añadidura que le da la tecnología para presentarlas con la máxima credulidad a la vista del ojo humano en el Cine.

Pero las historias de siempre que llevan años contándose de generación en generación, se unen y no se dejan avasallar, contadas para niños, contadas para adultos, con diferentes puntos de vista desde los personajes más inocentes a los más malvados, las mismas historias más reales o adaptadas a las nuevas épocas incluso futurísticas, encadenadas en series y en los ambientes más extravagantes, y por su puesto también engrandecidas con las nuevas técnicas cinematográficas para igualar a sus sucesoras.

Y aparece en escena Into The Woods, un mágico bosque creado por Rob Marshall para adentrarnos musicalmente en los cuentos de los hermanos Grimm, concretamente a cuatro: Cenicienta, Caperucita Roja, Jack y las habichuelas mágicas y Rapuzel. La película no se recomienda para menores de siete años e intuimos el por qué. La factoría Disney ha querido envolvernos estos cuentos en un musical propio de los teatros pero aprovechando el tirón que están teniendo las movies sin-along, con lo que el filme podría llegar a convertirse en una de ellas; Into the Woods logra recuperar los cuentos tradicionales a base de un musical que aunque ya se haya visto en los teatros, ofrece su propia versión de escenarios de Broadway y con vistas a convertirse en el próximo movie-karaoke.

Una tentación ver a Meryl Streep y Johnny Depp juntos en la pantalla grande, vestuario increíble y unos paisajes de cuento literal, la música a cargo de James Lapine y principalmente de Stephen Sondheim, que es la que marca el ritmo de la cuádruple historia que llega a España con un poco de retraso, ya que fue estrenada en navidades en Estados Unidos y galardonada en los Premios Oscar con las merecidas nominaciones para Meryl Streep, la bruja, con un zorro interpretado por Johnny Depp que nos deja con ganas de más al decidir después de su interpretación retirarse un tiempo de la actuación, y las correctas interpretaciones vocales de Emily Blunt, Anna Kendrick y Mackenzie Mauzy.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más