No es de extrañar que cuando nos sentamos en un banco corrido exterior de una iglesia o de un monasterio nos encontremos con un grabado. Podemos pensar que es algo moderno o contemporáneo y, sin embargo, no es así. Esas líneas que combinan figuras geométricas como triángulos, círculos, son las llamadas marcas de cantero, que nos llevarán a descifrar claves de la Edad Media.

Rafael Fuster, investigador, lleva una página web, signoslapidarios.org, una base de datos enorme de esas marcas de cantero de la Península Ibérica, y nos comenta que "las marcas de cantero o de cantería es un tema complicado porque poca documentación tenemos, no tenemos documentación hasta bien entrado el siglo XV".

Todas estas marcas que vemos en los paramentos de los muros medievales eran el código que utilizaban los constructores para ayudarse en su trabajo, es decir desde la extracción del bloque en la cantera hasta el destino final en el edificio, por ejemplo, un sillar o una dovela. Estas marcas les ayudaban a identificar estas piezas en el proceso. Las marcas llamadas también utilitarias o rectoras sirven de ayuda a los arqueólogos cuando tienen que identificar las diferentes fases constructivas de un edificio.

En España se ha dejado un poco de lado el estudio de las marcas de cantería, a diferencia de Francia donde existen asociaciones de artesanos que siguen manteniendo esas tradiciones de las marcas de cantería, y por esta vía tienen más conocimiento.

El proceso de construcción es muy complejo. Por ejemplo, en un sillar se colocaban marcas que servían de vía de comunicación entre el oficial de obras y el albañil que llevaba a cabo el trabajo. Hay muchos tipos de clasificación de las marcas o grabados. Es un lenguaje abierto porque encontramos una enorme cantidad de signos y figuras.

Se han registrado unas 5000 marcas de cantero.

Un 70% son las marcas más sencillas o más comunes que servían de apoyo al trabajo del cantero o del artesano, como cruces, ángulos, segmentos. Es cierto que el 30% restante son unas marcas únicas y que aparecen poco en las construcciones. Esta marca tiene un valor añadido porque son más complejas en sus diseños, responden a una regla geométrica muy precisa, que muchas veces está relacionada con las proporciones del edificio o las proporciones de un arco de doble centro.

Esto nos permite contemplar a través de una mirilla los métodos de trazado de la época.

El pasado 24 de enero se reunieron algunos expertos en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para hablar sobre la apasionante investigación de las marcas de cantería en la intrahistoria de los edificios medievales. Se presentó el Proyecto Signo sobre marcas de cantería y además sus ponentes hablaron también sobre el Camino de Santiago y sobre las catedrales góticas, todos temas de interés sobre el Arte y la historia de la época medieval.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!