El año que acabamos de dejar atrás ha sido todo un hito para nuestro cine; ha conseguido los mayores éxitos de taquilla en años, y el público ha vuelto a ir a las salas a ver tanto películas pequeñas como muy comerciales, saliendo casi más encantado de las primeras que de las segundas. Todo un logro que no sólo se debe a la calidad de las propuestas, sino también a la confianza que los espectadores han puesto en ellas y al boca oreja, que ha funcionado como nunca. En este 2015 la intención de los títulos que llegan es acercarse a esas cifras y llegar a superarlas en la medida de lo posible.

Comenzaremos el año con Autómata, una cinta polémica por lo poco que gustó en San Sebastián, aunque quienes la vieron en Sitges la aplaudieron y defendieron como el entretenimiento que afirmaban que era.

Antonio Banderas, su protagonista, junto a Melanie Griffith, en el último trabajo que los unió, se mostró encantado con el resultado, que todos podremos ver a finales de enero. Ese será también el momento en el que llegará la nueva comedia de Álvaro Fernández Armero, Las ovejas no pierden el tren, al frente de cuyo reparto se sitúan Inma cuesta y Raúl Arévalo. A él lo veremos, además, en Negociador, el tercer largometraje de Borja Cobeaga tras Pagafantas y No controles, una comedia política en la que el actor y humorista Carlos Areces tiene un papel estelar.

Natalia de Molina, la auténtica revelación del año pasado gracias a Vivir es fácil con los ojos cerrados, regresa con una comedia titulada Cómo sobrevivir a una despedida que tiene, a priori, toda la apariencia de volver a hacerse con la taquilla que ya logró una de las comedias españolas mejor recibidas de los últimos años, 3 bodas de más.

Vídeos destacados del día

Y otros tantos, tres, de los actores más queridos por el público estrenarán sus últimos trabajos: por un lado Maribel Verdú y Carmelo Gómez se enfrentarán en el drama La punta del iceberg, que actualmente ruedan, y Mario Casas nos deleitará con la adaptación a la pantalla grande de Palmeras en la nieve, la novela de Luz Gabás que ha estado rodando en Gran Canaria al lado de Adriana Ugarte, en la que ha conocido a su nueva novia, la actriz Berta Vázquez.