Birdman y El gran hotel Budapest han copado las nominaciones al Oscar, nueve cada una, algo lógico habida cuenta de que la favorita para hacerse con el premio gordo, Boyhood, no tiene aspectos técnicos relevantes, únicamente artísticos, y ha logrado seis candidaturas. A priori, la lista de finalistas al Oscar es la que se esperaba, con la ausencia de Christopher Nolan y su Interstellar en apartados que no fueran técnicos, o de Perdida en los que a David Fincher y a la película en sí se refería. Por ese lado, todo absolutamente normal dentro de una Academia que si valora los thriller y las cintas de ciencia ficción, lo disimula bastante.

Pero si miramos un poco más detenidamente, las candidaturas de este año son tan brillantes que apenas se le pueden poner peros a lo votado, siempre con excepciones, como es lógico, caso de no incluir a Ralph Fiennes entre las nueve de El gran hotel Budapest. Comprensible al ser una comedia pero no tanto al ver la cifra que ha conseguido. Sin embargo, actrices que se daba por hecho que no serían seleccionadas, han logrado entrar en la lista, caso de Rosamund Pike, impresionante en Perdida, pero muy lejos de las preferencias de los académicos, o de Marion Cotillard por Dos días, una noche, cinta que no pasó el corte como película de habla no inglesa y que ha metido a su protagonista entre las mejores actrices, una chica francesa que ya cuenta con un Oscar por La vida en rosa.

Entre los secundarios, destacar a Ethan Hawke en Boyhood, en la que está sensacional, perfectamente premiable, pero cuya interpretación ha ido oscureciendo Patricia Arquette alzándose como la única favorita de la pareja. Admirable decisión por parte de los académicos.También sorprende que American Sniper y Bradley Cooper, como mejor película y mejor actor, consiguieran figurar en sus correspondientes categorías, ya que se habló de ello al incicio de la temporada de premios pero la posibilidad se fue diluyendo hasta desdibujarse.

Lo que no sorprende en absoluto es la doble candidatura de la cinta polaca Ida como película de habla no inglesa y como mejor fotografía, ya que el blanco y negro es siempre una opción estética muy agradecida en los premios.

Destacar, por otro lado, la nueva candidatura de Meryl Streep a estos premios, la 19 ya, que la vuelve a colocar por delante de todas las actrices que han estado nominadas a uno, incluso por delante de ella misma, que bate su propio récord casi cada año. Into the woods ha sido la responsable de volver a ponerla entre las finalistas, esta vez como actriz secundaria.

Se echa en falta la nominación a la película como mejor maquillaje y peluquería, ya que tan famosa se ha hecho Meryl en su interpretación en la cinta como el pelo color azul que luce en ella. Y por último, citar que, entre las mejores películas de habla no inglesa, Relatos salvajes, producción mayoritariamente argentina y un tanto por ciento española, competirá por el Oscar en la gran noche del 22 de febrero.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más