La burbuja inmobiliaria explota y la corrupción en los temas del ladrillo son el pan de cada día pero para Neneta es tan sólo una barrera más que superar en la vida, es la trama que nos cuenta "Los Fenómenos" segundo largometraje del director Alfonso Zaraúza, una película que viene avalada por el Festival de Cine español de Málaga y que ha recorrido otros festivales de cine por todo el territorio español y europeo para finalmente conseguir ingresar en la pantalla grande, aunque todo hay que decirlo, apabullado por otros filmes de corte navideño que tal vez ensombrezcan su estreno por lo que tal vez no llame mucho la atención del público.

Su título original es en gallego "Os Fenómenos" ya que el rodaje del filme se ha realizado casi en su totalidad en la ciudad de Ferrol y sus alrededores, cuenta con dos actores estelares que reconoceremos fácilmente, la actriz Lola Dueñas conocida por sus papeles en películas de Almodóvar y Amenábar, y su compañero de reparto el actor Luis Tosar a quien recordamos por Celda 211 y El Niño estrenada el pasado agosto, pero el título de la película también hace referencia a los actores gallegos que conforman el reparto y que dan vida con su acento poniendo el punto tanto dramático como cómico en el filme, ellos son Ledicia Solá, Miguel de Lira, Alfonso Agra, Antonio Durán y Xulio Abonjo, por nombrar algunos.

Ella es Neneta, una mujer que vive en Almería con una furgoneta como vivienda junto a su novio y con un bebé a su cargo, él empieza un nuevo trabajo y el primer día desaparece sin dejar rastro, ella decide volver a Galicia con su bebé, a Ferrol donde nació y donde espera comenzar una nueva vida, un nuevo trabajo: en la construcción; pero la necesidad hace dejar a un lado prejuicios sexistas y se introduce en un mundo de hombres, donde aparte de superar la diferencia de la fortaleza física tendrá que ganarse la confianza de sus compañeros para dejar de ser la intrusa, más tarde Neneta logrará formar un equipo llamado "Los fenómenos" porque serán los más rápidos en terminar los trabajos que les encargan.

El director ha querido plasmar, a través de este largometraje social, los efectos causados por la crisis de la burbuja inmobiliaria, basándose en los trabajadores de la construcción que es donde más se ha notado el deterioro laboral y económico, por lo que le da más importancia a la vida de los trabajadores y en principal a la de Neneta, la historia se centra en ella por el valor que tiene la mujer de poder salir adelante en medio de todos los estragos que causa en su vida este problema social, con un hijo pequeño a quien tiene que criar ella sola y darle educación y, por si fuera poco, con la ironía de trabajar haciendo edificios sin tener un lugar donde vivir.

En definitiva, es casi seguro que la película no llenará los cines ni será líder en taquillas pero merece darle un lugar en nuestro tiempo de cine por tratar un tema social que ha afectado a miles de familias y que tienen que sobrellevar hasta hoy las consecuencias de la burbuja inmobiliaria y la crisis del trabajo en general.