Visitar las capitales europeas durante la Navidad es la oportunidad perfecta para explorar las hermosas ciudades iluminadas, los mercados de Navidad, los colores diferentes de los que tenemos durante las otras estaciones. Ciudades que vuelven mágicas, con plazas y calles decoradas en una manera espectacular. Si queréis hacer un viaje durante este periodo aquí están cinco capitales europeas dignas de visitar en Navidad 2014.

Londres: Vamos a empezar desde la capital del Reino Unido. Una de las metas europeas más queridas. En Navidad, la ciudad de la Familia Real es sinónimo de compras. La metrópoli británica es perfecta para encontrar regalos originales.

No se puede no ir a los Harrods y Selfridges, la tienda principal se encuentra en Oxford Street. Inevitables los muchos mercados de Navidad. Entre los mejores, te sugerimos Winter Wonderland, ubicado en Hyde Park.

Estocolmo: Pasear en Navidad en la parte antigua de Estocolmo (Gamla staan) es algo único, una experiencia mágica. En el centro histórico se encuentra el mercado de Navidad más sugestivo de toda la ciudad. Entre los puestos de la histórica Stortorget, hay muchos productos de la artesanía Lapp, cerámicas y artículos de cuero, y deliciosas salchichas ahumadas. Inevitable el glogg (vino caliente). Para los amantes de la naturaleza, hay viajes organizados en ferry a las islas de Fjäderholmarna: un verdadero espectáculo en este periodo.

Viena: Este mágico lugar vive las fiestas de Navidad con muchos eventos.

Vídeos destacados del día

Uno de los más importantes de la ciudad austriaca es seguramente el mercado de Navidad en la Plaza del Ayuntamiento, donde los turistas pueden degustar platos típicos de la tradición local. Para añadir un poco más de magia a la ciudad, se adoba el Adventkranz, una corona del adviento formada por ramas de plantas de hoja perenne con bolas coloridas y 4 velas.

Praga: La Navidad en la ciudad checa comienza oficialmente el 5 de diciembre con la fiesta de San Nicolás. Probablemente diciembre es el mejor mes para visitar Praga, que para la ocasión se colorea de luces y de mercados navideños. El más famoso se encuentra entre la Staromestske namesti (Plaza de la Ciudad Vieja) y la Plaza de Wenceslao. La variedad de productos en venta en los puestos es alta: desde los juguetes artesanales de madera a los cristales de Bohemia, suéteres, bufandas y decoraciones para el árbol de Navidad.

París: Esta romántica ciudad se convierte en un verdadero espectáculo en Navidad con miles de luces y decoraciones que iluminan la capital francesa: la ciudad europea más bella de Europa. Entre las iluminaciones más sugestivas, las de los Champs Elysèes, de la Place Vendome, y por supuesto de la Torre Eiffel. Inevitables los muchos mercados, ubicados en la parte antigua de la ciudad y el mercado de Navidad de la Défense.