Instagram, red social fundada en San Francisco el año 2010, se hace con los servicios de más de 300 millones de usuarios activos, desbancando del segundo puesto e incrementando sustancialmente sus ganancias respecto a la otra gigante del mercado social Twitter. La plataforma social anunció que dentro de esta enorme masa de usuarios que utilizan sus servicios mensualmente, el 70% son de fuera de Estados Unidos. Recordemos que fue adquirida por Facebook por 1.000 millones de dólares.

Pero, ¿a qué se debe este éxito y quiénes la utilizan?

Si tomamos en consideración que a los jóvenes les gusta, cada vez más, inmortalizar todo momento vivido y compartirlo con sus amigos y no tan amigos, hemos de reconocer que esta red social "sacia su sed". No importa que sea especial, únicamente basta con que se quiera hacer sin más razón que el apetito y deseo de hacerlo.

Instagram ha tenido gran éxito porque los móviles inteligentes forman parte indisoluble de la vida de adolescentes y jóvenes. Esta red social, fundada por dos ingenieros norteamericanos, Kevin Systrom y Mike Krieger, tenían clara la idea de este plataforma social: poder realizar fotografías y videos al instante desde el móvil y compartirlo con quien quisieras.

Pues bien, justamente este deseo impulsivo de dar a conocer al "mundo mundial" lo que haces al instante y en todo momento, es lo que le ha llevado a la cima del éxito masivo.

La unión de móvil y red social fotográfica y videográfica han producido el efecto deseado en la población juvenil. Pero hay que tener en consideración que cualquier uso de la tecnología, debe poseer una previa formación para administrar debidamente su contenido y guardar unas reglas básicas del juego comunicativo.

Esta es la gran deuda pendiente que los centros educativos tienen con los alumnos.

Pues esta institución sigue mostrando contenidos muy alejados de la realidad juvenil presente y alejando cada vez más la formación integral de sus vivencias más cercanas y significativas.Un nuevo reto que se abre ante las "narices de todos "y que muy pocos saben cómo incorporarlas en los planes de estudios como herramienta válida para formar personas más competentes, más comprometidas y más éticas.

Todo un reto que no se nos puede escapar. ¡Que aproveche!

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!