Este último fin de semana del mes de noviembre de 2014, se ha llevado a cabo la II Gran Recogida de Alimentos no perecederos con un rotundo éxito. Se ha superado el volumen de recogida de productos de la anterior campaña, con 20 millones de kilos de alimentos. En la campaña del pasado año, se recogieron 14 millones de kilos.

Según cálculos del Banco de Alimentos, toda esta cantidad de productos servirá para ayudar a 1,5 millones de personas, en todo el país que, además, complementan con la ayuda diaria de verduras, frutas y productos perecederos. Una vez más, queda patente la solidaridad de la gente que, sin dudarlo, ha ayudado en esta gran recogida de alimentos.

La coordinadora de la campaña, Gema Escrivá, trasladó el agradecimiento de la organización a la sociedad, a los voluntarios, a las empresas que han participado y a los donantes. Además, la coordinadora ha animado a seguir colaborando con los 55 bancos de alimentos que hay por toda España pues esta campaña ha sido algo puntual coincidente con la proximidad de las fiestas navideñas. 

Es gracias a la colaboración de todos que, tanta gente sin recursos, puede, al menos, tener un plato de comida para ellos y sus familias. Realmente, me alegro del gran éxito de esta campaña, pero me entristece sobremanera que esto sea necesario, que existan familias enteras que dependan de la buena voluntad de otros para poder comer. Siempre es gracias a la gente de la calle, personas anónimas que, muy posiblemente, tampoco lo estén pasando bien, que otros, puedan tener algo que llevarse a la boca.

Vídeos destacados del día

Deberían ser las instituciones públicas quienes se hicieran cargo de conceder las ayudas necesarias para que, nadie, absolutamente nadie, se viera en una situación de precariedad, pero, no siendo así, gracias y mil veces gracias a todos los que han colaborado y colaboran diariamente para ayudar a estas personas. Ojalá que, la próxima noticia, fuese que ya no es necesario este tipo de iniciativas porque todo el mundo tiene una vida digna y sin penurias.