Bomberman es uno de esos juegos que muchos recordamos con cierta nostalgia de los tiempos en los que una partida en las recreativas costaba poco más de lo que costaba un chicle o una piruleta. Cantidades ínfimas de dinero que ofrecían una diversión sana y que con el paso de los años ha acabado convirtiéndose en una afición muy cara.

Esa es una de las principales razones de la caída de las recreativas y los salones recreativos que llenaban las ciudades de muchos países, además de la principal razón del ascenso meteórico de las videoconsolas y demás sistemas de ocio electrónico doméstico que, por una cantidad muy inferior a largo plazo, ofrecían la misma diversión sin salir de casa y sin tener que aguantar las continuas subidas de precios.

Anuncios
Anuncios

Uno de estos juegos míticos fue, en su momento, el bomberman. Un juego en dos dimensiones consistente en una especie de marcianito que recorría la pantalla colocando bombas que permitían eliminar a los enemigos, aunque siempre con el cuidado de estar alejados de ella cuando la detonásemos, pues nosotros también podíamos caer en la explosión si no teníamos la precaución de alejarnos lo suficiente de la bombas antes de que estas explotasen.

Anuncios

Bajo este sencillo planteamiento se escondían miles y miles de horas de juego potenciales, como el mayor parte de los Videojuegos de éxito masivo. Nada de gráficos con miles de colores, personajes con millones de polígonos y texturas que parecen sacadas de un cine alrededor de un juego que consiste en repetir la misma partida una y otra vez. En estos juegos lo que importa es la diversión y que el personaje sean cuatro cuadrados puestos uno encima de otro es lo de menos.

Ahora se ha apostado por volver a los clásicos y Bomberman no podía faltar. Este juego está ahora ya disponible en Japón y están empezando a surgir voces que anuncian su llegada a occidente. Las posibilidades de que llegue a los sistemas occidentales es alta y muchos son los que se frotan ya las manos por el deseo de ponerle la mano encima a este juego.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más