En recientes días habíamos asistido a una curiosa lucha verbal entre el cantante Joaquín Sabina y J. C. Monedero, representante del partido Podemos. Pero después de la emisión del programa Salvados que presenta Jordi Évole, que se han empezado construir los cimientos de lo que promete ser una amistad duradera.

El cantante inició la bronca cuando durante una entrevista que concedió en Chile, durante una de sus giras por Sudamérica, afirmó que la formación política debería metamorfosearse y adecuarse al siglo XXI, pues tenía "un lenguaje parecido al discurso marxista de principios del siglo XX". Aunque añadió que predecía mayor crecimiento a Podemos, nacido del enfado y el cansancio de la ciudadanía, estas palabras fueron contradichas por Monedero, quien sugirió a Sabina que mejor se aplicase a cantar.

De la querella intentó aprovecharse el también polémico personaje televisivo Risto Mejide, quien entrevistó unos días más tarde a Sabina en su programa Viajando con Chester y trató de azuzar la controversia. Sin embargo, el cantante estuvo más que sensato y manifestó únicamente sobre Podemos "Me gusta todo de ti, pero tú no", con lo que argumentó que casi todo lo que proponía este partido político le parecía muy bien pero no tanto "su soniquete".

Al fin, fue también un programa televisivo Salvados el que consiguió que las aguas volviesen a su cauce. Después de una larga entrevista que mantuvo con el eurodiputado y figura más visible de Podemos, Pablo Iglesias, durante su visita a Uruguay, Jordi Évole sorprendió al político al sacar un teléfono y decirle: "vamos a llamar a un amigo".

Vídeos destacados del día

Para pasmo y sorpresa de Pablo Iglesias la voz de Sabina sonó al teléfono para explicar, sin apenas dejar transcurrir ni unos segundos, que él había disfrutado mucho la llegada de Podemos y que habría que haberlos inventado de no haber aparecido. Aunque reconoció sentirse disgustado por las críticas de Monedero.

Pablo Iglesias, que ya en anteriores intervenciones había expresado su enorme admiración por el cantautor y haberse hecho mayor cantando sus canciones, trató de disculpar a su compañero y dijo que a ambos les encantaban las canciones de Sabina y que habían tenido mucha importancia en su biografía.

Sin embargo, Sabina no quiso ahondar más en la herida, zanjó el tema y advirtió, quizá en broma, quizá en serio, al líder de Podemos que un día de estos, en alguno de sus conciertos, le tendería una emboscada y le invitaría a subir con él a actuar en un escenario. Tras las risas de ambos Sabina, que siempre se caracterizó por posicionarse cercano a los partidos de izquierda, pidió un sitio al lado de Podemos para participar junto con ellos en la misma lucha contra la casta económica y empresarial del país. Sabina en los últimos tiempos había pedido el voto para IU pero parece que las cosas han cambiado. Parafraseando a Casablanca, el cantante afirmó: "Este puede ser el inicio de una hermosa amistad".