A lo largo de la historia toda clase de pueblos y civilizaciones han consumido insectos como parte de su dieta. En las cuevas de Altamira hay pintadas imágenes de hombres apresando nidos de abejas y ahora sabemos que no sólo para robarles la miel sino también las pupas y las larvas de abeja. Aristóteles nos contaba que los griegos más cultos apreciaban las cigarras, que tenían a las pupas o crisálidas por los bocados más exquisitos. Los gourmets romanos tenían la costumbre de engordar para la mesa las larvas de 'cossus' (aunque no está muy claro que es eso del 'cossus' lo más probable es que se trate de la larva del ciervo volante). Y entre otros muchos platos, los chinos consumen desde hace dos mil años las crisálidas de los gusanos de seda una vez extraída la seda de los capullos.

Entonces, si tanta gente los consumió en su momento ¿qué hicimos para ganarles tanto asco? Un alimento que contiene las mismas proteínas que la carne roja pero con menos grasa y colesterol y por tanto menos riesgo para la salud debería ser como un sueño hecho realidad. Sin olvidar todos los nutrientes y vitaminas que ofrecen según el tipo de insecto que consumamos. Además, las granjas de insectos consumen muchísima menos energía que cualquier granja tradicional por lo que su impacto medioambiental también es menor. ¿Qué diferencia hay entre un saltamontes o una oruga y unos caracolillos o los gusanos del queso?

La tarea no es tan complicada como parece a simple vista. El interés por la entomofagia o las dietas insectívoras es cada vez mayor y más restaurantes se suman a ofrecer exóticos platos con todo tipo de bichos.

Vídeos destacados del día

Desde insectos caramelizados a polillas asadas pasando por avispas fritas y escarabajos al curry. Pero hay algunos que van más allá y ofrecen exclusivamente platos hechos con insectos como ingrediente principal como el Don Bugito, abierto en San Francisco en 2011.

Ahora lo importante es que estos platos no se conviertan en algo exclusivo o en una simple #Moda y que se conviertan en algo que todos podamos amar y disfrutar por el bien de nuestro planeta y nuestra salud. #Ecología