El fenómeno "Podemos" ha cambiado la vida diaria política de este país, independientemente de lo que ocurra con Pablo Iglesias y compañía, es evidente que ha despertado del letargo político a muchos ciudadanos de diversa procedencia, credo y hasta clase social.

Esta "sorpresa" política no viene por parte de gente sin formación, la mayoría de ellos han sido brillantes estudiantes y desde luego que están sobradamente preparados para enfrentarse a una guerra dialéctica contra muchos cargos de los partidos tradicionales y en el caso concreto de Iglesias, tiene el carisma propio de un líder que da convicción a lo que dice y sobre todo a lo que piensa.

Los partidos de la "casta", como ya se conoce a los partidos alternantes en el poder, han reaccionado de diferentes maneras: El PSOE, que ni con la desastrosa legislatura de Rajoy consiguió dejar de perder votos, quitó a casi todas las caras que eran familiares, desde Rubalcaba hasta Soraya Rodríguez y tiene a Pedro Sánchez como nuevo líder que todavía necesita mucho recorrido.

El PP pues parece que sigue la estrategia de su líder y aguanta contra viento y marea, teniendo quizás a Soraya Sáenz de Santamaría como la única "líder" con capacidad de convicción de cara a unas elecciones generales futuras a día de hoy.

IU ha pasado de creer que "picaban" del desencanto del PSOE a entender que Podemos son en líneas ideológicas lo mismo que ellos, pero con algo fundamental: carecen de pasado y muchos ciudadanos cansados de desmanes han visto en ellos una esperanza en la que creer.

Vídeos destacados del día

A veces parece como si una fuerza invisible llevara los hilos del fenómeno "Podemos", unas televisiones privadas que tienen como dueños a unas personas que no creo que les vayan a votar, les ponen la plataforma desde la que llevar sus ideas al gran público y ahora que dan el "bombazo" de unos resultados tan buenos, vemos como tras el pertinente tiempo de reacción necesario por parte de la opinión pública, parecen llover las investigaciones para intentar demostrar que no son diferentes al resto de la clase política.

Queda todavía mucho tiempo para las elecciones generales y sus dirigentes tendrán que lidiar con cualquier atisbo de irregularidad de su presente pero también de su pasado, ahí tenemos las informaciones sobre el trabajo de Errejón o la búsqueda de todo el archivo que haya a mano sobre Iglesias o Monedero, incluso la pareja del líder, Tania Sanchez, que milita en IU, también es investigada por presuntas irregularidades.

Como a Cubino en aquella interminable etapa que acababa en Luz Ardiden, el fenómeno "Podemos" tendrá que sufrir más que nadie, ellos llevan la delantera pero este ilusionante apoyo de una parte del electorado se puede venir abajo tan rápido como llegó.