Durante tres meses, el EspacioFundación Telefónica, situado en la calle Fuencarral nº 3 de Madrid, acogeráuna exposición dedicada a Nikola Tesla, desde el 13 de noviembre de 2014 al 15de febrero de 2015.

Es una exposición en la que semuestran las diversas facetas de Tesla (Smiljan, Imperio austrohúngaro, actualCroacia, 1856 ‑ Nueva York, 1943), como científico, inventor y visionario.

Aunque si hay una palabra quedefina a Nikola Tesla, es la de genio, pues poseía una mente privilegiada.Fueron tantas sus contribuciones que, enumerarlas todas, excedería el espaciode este artículo, pero casi podría afirmarse que nuestra civilizacióntecnológica, es lo que es, gracias a él.

Como ejemplos, cabe citar queTesla estandarizó la corriente alterna, que es la que utilizamos hoy en día ennuestra vida diaria. Es el inventor de la lámpara fluorescente, de losprincipios del radar, realizó estudios sobre los rayos X, inventó la bobina deTesla, la lámpara de bajo consumo y también la radio, invento este último delque se apropió Marconi, robándole a Tesla 17 de sus patentes.

Hasta unos meses después de lamuerte de Tesla, en 1943, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos noreconoció la autoría de Tesla en la invención de la radio; pero la opiniónpública apenas se percató de ello.

Tesla realizó experimentos deresonancia magnética, iluminando bombillas encajadas en el suelo, situadas agran distancia entre sí. Y en su momento le llamaron loco, al afirmar haberrecibido señales inteligentes procedentes de Marte.

Pero aun así, consiguió queJ.P. Morgan le financiase un proyecto sobre la construcción de unas torres queservirían para la transmisión de energía, información e imágenes alrededor delmundo (un concepto parecido a Internet).

Sin embargo, sólo se llegó a construirla primera de estas torres, ya que J.P. Morgan enseguida se dio cuenta de queel sistema tal y cómo lo había diseñado Tesla, acabaría derivando en unadistribución gratuita de la electricidad, concediendo energía libre a todo elmundo y a J.P. Morgan dejó de interesarle el proyecto.

Posteriormente, la única torreconstruida fue derribada en la Primera Guerra Mundial, por temor a que losalemanes pudiesen utilizarla como arma.

Y a consecuencia de esto, Tesla sequedó prácticamente arruinado. A partir de ese momento su nombre, poco a poco,fue cayendo en el olvido.

Afortunadamente, desde haceunos años, la figura de este genio se ha revalorizado gracias a diversosautores, que han intentado colocarle en el lugar que se merece, y estaexposición es una contribución más a ese intento.

Si Nikola Tesla hubiese sidocapaz de sacar adelante sus proyectos, la energía libre estaría al alcance detodos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!