No falta mucho para poder celebrar esta Navidad 2014 y disfrutar de las vacaciones del final del año, esperadas como siempre, especialmente por los niños. La primera cosa en la que la mayoría de nosotros piensa, pensando en la Navidad, es el árbol de Navidad adornando la fiesta. Reluciente, lleno de poesía y capaz de llevar en cada casa un calor sincero, envuelto en la inconfundible atmósfera navideña, capaz de donar a cada uno de nosotros la paz y la serenidad interior. En este artículo vamos a ver cómo decorar el árbol de Navidad en modo simple y original a través de 5 ideas naturales, con la asistencia de sus hijos y hacer así alegre esta ocasión.

Antes de pasar a los consejos sobre cómo decorar el árbol de Navidad, es bueno hacer una aclaración sobre la elección de nuestro árbol: ¿Sintético o natural? Nuestro consejo se extiende al árbol natural, vivo y brillante, con una condición: que se tenga un jardín en el que plantarlo o, al límite, donarlo a los amigos que tienen esta posibilidad. De lo contrario, optar por el árbol sintético no será tan bello como el natural, pero tiene la ventaja de poder ser reciclado a través de los años. Procedemos.

Una buena idea para decorar su árbol de Navidad es la de procurarse un puñado de bellotas: se pueden encontrar fácilmente en el parque o a lo largo de las calles de campo. En casa, más tarde, vamos a tomar cola y purpurina en varios colores. Con los niños mojamos la punta de las bellotas en la cola y luego pasamos las bellotas por la purpurina, las dejamos secar y las colgamos en el árbol.

Otra idea original es la de decorar el árbol de Navidad con fruta de temporada.

Vamos a tomar mandarinas, pequeñas manzanas, pequeñas granadas y pequeñas piñas de pino. Con la cola pegamos estrellas coloradas sobre la superficie de la fruta. Cubrimos las piñas con la purpurina dorada y las colgamos con cordones brillantes.

Una idea simple es la de decorar el árbol de Navidad con hojas secas y helechos silvestres. Con los niños vamos a recoger hojas secas, como las de roble, de arce o de plátano.

Preparamos un platillo con cola y sumergimos ambos lados de las hojas. Dejamos caer estrellas coloradas y purpurina y luego dejamos que se seque.

Un poco más difícil es esta otra idea. Necesitamos bolas transparentes que se abren. Tomamos bayas rojas, hojas de acebo, ramitas de muérdago y hojas de brusco. Siempre con los niños, ponemos todo al natural en las bolas transparentes.

Esta es una idea muy fácil y muy evocadora, que consiste en decorar el árbol de Navidad con los madroños y con hojas de acebo y muérdago. Tomamos uno pocos madroños, todavía con la ramita, en grupos de dos o tres; tomamos también hojas de acebo, ramitas de muérdago y de cintas rojas.

Ideal para llevar decorar un árbol blanco (sintético).

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!