Cuando compras un producto, ya sea por internet o en presencia física, la ley te otorga un plazo de garantía legal y el vendedor o distribuidor te ofrece la garantía comercial a cambio de un módico precio que, dependiendo del producto, puede variar desde 25 euros a 50 euros o incluso puede llegar a superarlo.

La garantía legal por ley es de dos años, y ofrece una serie de derechos al consumidor y obligaciones al vendedor y al fabricante.

La garantía comercial suele superar el plazo de garantía legal, un plazo que normalmente suele ser de 5 años y cubre la sustitución de piezas, mano de obra, recambios y otras prestaciones que el vendedor te comunica en el momento de la pre-venta del producto para saber si te interesa contratar dicha garantía., ya que a veces los productos tienen una vida útil superior a esa duración y muchos no alcanzan a hacer uso de esa garantía comercial.

Es importante saber que en la garantía legal y antes de los primeros 6 meses, en caso de malfuncionamiento del producto, avería o cualquier otra causa distinta del mal-uso, el consumidor no tendrá que demostrar que es debido a un mal uso sino que se presume que el defecto o falta de conformidad ya existía en el momento de la entrega del producto y por tanto es el vendedor el responsable de demostrarlo.

Pasados esos 6 meses el consumidor tendrá que demostrarlo.

El consumidor puede exigir la sustitución del producto o reparación tanto basados los primeros 6 meses como con anterioridad ya que el plazo es de dos años. En cualquier caso y debido al uso que se le dé al producto el consumidor puede exigir un plazo razonable en función de la necesidad de uso del producto, a pesar de que la ley no establezca ningún plazo y en cuyo caso si el vendedor no atiende a dichas razones se puede exigir la devolución del precio total que se le llama "resolución del contrato" o también exigir una rebaja del precio.

Todo ello está recogido en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre (Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores).

Si algún vendedor te comunica que tu garantía es inferior o pacta una garantía distinta a la legal está incumpliendo la ley, si no se ha pactado ninguna garantía, se aplica la establecida por ley (2 años) y si se establece una garantía inferior a ese plazo en productos nuevos se considera nula.

En productos de segunda mano la garantía legal es de un año.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más