Los casos de curas pederastas son bastante escandalosos, pero nada nuevos. El último ha sido el de Granada, en el que al menos tres sacerdotes habrían estado cometiendo, supuestamente, abusos sexuales contra menores durante años. Por su parte, las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía se han indignado, lo que les ha llevado a pedir la destitución del arzobispo.

Detienen a los presuntos culpables, los juzgan, los condenan (o no), el arzobispo es destituido (o no) y luego qué.

Anuncios
Anuncios

Como hemos sugerido al principio, los casos de Granada no son aislados, sino unos cuantos más en la lista. La pederastia es un mal endémico y enraizado en la Iglesia católica. La destitución de un arzobispo particular no solucionará este problema.

La mejor manera de atajar este problema es tomando decisiones políticas. Todo el mundo tiene derecho a elegir libremente su credo religioso, pero la enseñanza religiosa se puede adquirir en casa, a través de los propios padres.

Anuncios

En realidad, puesto que la pederastia es un problema endémico de la Iglesia Católica, al menos, deberíamos prohibir la entrada de menores en templos religiosos (y otros edificios pertenecientes a instituciones religiosas), si no van acompañados de los adultos.

Desde mi punto de vista, los sucesivos escándalos de abusos sexuales contra menores por parte de los sacerdotes nos deben hacer reflexionar profundamente sobre este asunto.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Exponer a los niños al clero es un riesgo para la integridad física y psicológica de los menores. Esto no significa que todo sacerdote sea pederasta, sin embargo, puesto que la pederastia es tan común en este colectivo, sí que habría que tomar precauciones al respecto.

Del mismo modo que colocamos semáforos en las calles y otras señales de tráfico o que no dejamos entrar a los niños en las discotecas o en los burdeles, debemos legislar para alejar a los menores de las iglesias y otros lugares de culto religioso, especialmente los pertenecientes a la Iglesia Católica, donde los abusos sexuales a menores son, como decimos, un mal endémico.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más