A poco menos de un año de la desaparición física del premioNobel de las Letras, el archivo personal del talentoso Gabriel García Márquez (1927-2014)ha sido vendido a la Universidad de Texaspara pasar a formar parte de sus tesoros literarios. Aunque durante una parteimportante de la vida, el escritor colombiano y el país del norte nocoincidieron ideológicamente, parece que aquellos malos tiempos no afectaron,afortunadamente, el valor literario de sus obras.

Si bien no se dieron detalles de la adquisición en cuanto amontos económicos, sí se sabe que, a partir de ahora, un valiosísimo materialliterario será puesto a disposición de los investigadores que sigan de cercalas creaciones de don Gabo, o la literatura latinoamericana en general.Manuscritos, revisiones y borradores, varias versiones de obras,correspondencia personal con otros escritores de la talla de Julio Cortázar, CarlosFuentes o Milan Kundera, álbumes fotográficos que lo retratan en diversasfacetas –como escritor, amigo y ciudadano político –, además de una novelainédita En agosto nos vemos, a la quepor el momento, no se podrá acceder en tanto la familia no resuelva cuál será su futuro.

Todo esto estará ahora en el Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas.

Gabriel García Márquez, un escritor comprometido con sutierra latinoamericana, con sus vaivenes políticos y sociales, con sus gentes ysu literatura. Uno de los gestores del realismo mágico y la literatura del ‘boomlatinoamericano’, que llevó las letras del continente al otro lado de losmares. Creador de una vasta obra queincluye la ficción y el periodismo, otro de sus grandes amores. Tantos años deescritura y creación no podían caber en una caja.

En este sentido, se trata deun material único que da cuenta del trabajo de un escritor, de su procesocreativo, de su labor de relectura y corrección, en definitiva, revela lospormenores de la vida profesional y también personal de quien fuera PremioNobel de Literatura en 1982.

No faltará quien haga una lectura política de la situación. Sinembargo, y aunque pueda ser válida, cabe destacar el reconocimiento del valorliterario e histórico que se evidencia al adquirir el material.

Habrá quepreguntarse si fueron las circunstancias económicas o políticas las queimpidieron que una institución de habla hispana se quedara con el legado. Por lopronto, el archivo personal de Don Gabo podrá hallarse junto al de otrosmaestros de las letras como Jorge Luis Borges, James Joyce y Virginia Woolf,entre otros. 

Sigue la página Libros
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!