Madrid es una megalópolis en la que cualquier ciudadano encuentra su forma de divertirse por muy extraña que parezca, la capital de España es una ciudad cosmopolita que mezcla lo castizo y sus raíces con lo nuevo, la conservación del provincianismo con la modernidad, es una ciudad abierta que se abre a las nuevas ideas.

El 15 de Octubre de este año abrió en Madrid un nuevo concepto de cafetería, la cat-café, una forma de negocio que tiene su origen en Japón considerada la cuna del mundo friki por antonomasia, es la primera cafetería de estas características que abre en España.

El local se llama "La Gatoteca" y se encuentra en el barrio madrileño de Lavapiés, concretamente en la calle Argumosa número 28,la impulsora de esta idea rebosante de originalidad se llama Eva Aznar que forma parte de la Asociación Benéfica por el Rescate e Inserción de Gatos en Adopción (ABRIGA)

El local está decorado con ilustraciones y adornos de temática felina.

La Gatoteca no es simplemente un negocio hostelero, ya que parte de los beneficios recaudados van a parar a dicha asociación y por el momento solo hay buenas noticias, el local está arrasando en la capital de España.

En este local los amantes de los gatos tienen su lugar idóneo ya que pueden disfrutar de la compañía de un amigo peludo mientras se toman algo, leen un libro o navegan por Internet.

Nada más entrar por la puerta se puede comprobar que no hay sitio en donde la alegría no se manifieste, la alegría va a ritmo de ronroneos y maullidos y más sabiendo que las cuotas que se pagan ayudaran a que los gatos sigan adelante.

Los gatos proceden de particulares o de múltiples asociaciones/protectoras de animales y los hay de varias razas. Bosque de Noruega, Maine Coon, Bosque Siberiano, Persas, British Shorthair, Bengala, Azul Ruso etc…. Y no solo de razas también mezclas y común europeo.

Los felinos cuentan con todas las condiciones sanitarias y están controlados por dos veterinarios y por supuesto no les falta nada de nada, desde rincones donde descansar hasta juguetes y plataformas por las que trepar.

Pasar media hora con ellos nos costara cuatro euros y una hora seis euros, la primera consumición es gratuita y en las posteriores se paga la voluntad, los precios no son económicos pero la experiencia merece la pena.

Otro de los objetivos de ABRIGA y la Gatoteca es que cualquiera de los gatitos pueda ser adoptado de manera responsable, la garantía de éxito se basa en que los futuros dueños vayan conociendo mejor a los gatos y no los elijan por su aspecto, el carácter del dueño y del animal deben ser afines.

Esto se hace para que gatos con carácter más cariñoso o de perfil más activo no se vayan con un dueño equivocado por indicar un ejemplo.

También se imparten cursos de formación para aquellos que quieran conocer a estos bellos animales en profundidad y saber cuál es la mejor manera de ciudarlos.

A la ya crisis económica vivida en España se une la crisis de inquietudes, es difícil dedicarse a lo que uno ama en estos tiempos, se prioriza en la salida más practica antes de pensar en la felicidad.

Eva logró dedicarse a lo que la hacía feliz y los gatos tienen una segunda oportunidad de ser felices.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más