Una intervención sobre el peregrinaje, en clave kitsch y con ciertos toques de humor, gana el premio MAC (Museo Gas Natural Fenosa) de la feria Cuarto Público, que se celebra este fin de semana en Santiago de Compostela.

Los autores de la iniciativa son los artistas tinerfeños Cristóbal Tabares & RoRo que vuelven a colaborar en un proyecto conjunto, en esta ocasión bajo el título "Iba yo de Peregrina (y me cogiste de la mano)". Durante los tres días de la feria ocuparán la habitación 105 del NH Collection, en la que mostrarán su particular interpretación de la idea de peregrinaje. "Santiago de Compostela es un centro de peregrinación conocido internacionalmente, por eso escogimos este tema como eje y lo conectamos con la idea que tenemos del peregrinaje actual que realizamos en nuestro día a día, donde lo mismo peregrinamos por un aeropuerto que a una gasolinera", explica Cristóbal Tabares durante la presentación de la propuesta.

La intervención, apoyada en la estética kitsch de la representación católica, plantea varios formatos en un mismo espacio. Comienza con un vídeo de la abuela del propio Cristóbal Tabares, en el que explica al visitante su faceta de sanadora, y que incluye desde la oración que reza para combatir el mal de ojo hasta su propio proceso físico durante la sanación.

La pared principal de la habitación está concebida como un gran santuario abarrotado de imágenes pseudo-religiosas, a modo de estampas, en las que prevalecen las referencias a la virgen y al cristo, en un lenguaje estético enraizado en la cultura de masas y popular de la España más tradicional. Otro elemento de gran carga visual es la intervención realizada sobre las camas que, jugando con la idea de la sábana santa, contiene estampadas las siluetas en forma de cuerpo yacente de ambos artistas.

El merchandising bajo el lema "Like a Virgin" y un altar colocado sobre la cómoda, profundizan aún más en la idea de la banalización y la representación comercial que invade todos los ámbitos de la sociedad actual.

La columna de las lamentaciones

Una última parte de esta intervención incluye un pequeño espacio donde cada visitante puede dejar constancia de sus peticiones, a modo de las promesas que los fieles realizan ante determinados santuarios. Cada persona puede escribir su deseo o petición, en un post-it por supuesto, la cultura pop siempre presente, y pegarlo en la que los artistas denominan "la columna de las lamentaciones". De este modo, el espectador puede interactuar con la propuesta de forma activa, aportando su visión personal y colaborando en su desarrollo. Los mensajes de esta particular columna de las lamentaciones se harán públicos a través de las redes sociales de ambos artistas y de Cuarto Público, integrando la comunicación online como un elemento más de la peregrinación de nuestro día a día.
Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!