La prensa británica se ha dinamitado por la decisión de Shakira y Piqué de mudarse a Inglaterra tras su descontento con la actuación del defensa en el Barça. La pregunta que se hacen todos es cuál será la decisión de Piqué: ¿el Chelsea o el Manchester United? Cuestión que al parecer no es tan difícil de resolver pues se dice que la popular cantante está dispuesta a persuadir por todos los medios a su esposo para que opte por el Chelsea.

Desde hace algún tiempo manejaban la idea de abandonar Barcelona, aunque siempre prevalecía una negativa. La principal barrera la constituía la actuación del defensa central.

Para ambos era un orgullo la calidad de los saques de balón jugado desde atrás y las estrategias aéreas que el futbolista ponía en práctica en los partidos, fórmula que en la actual contienda no dio los resultados que esperaban, pero que sin dudas le abrirá las puertas de cualquier selección que fichen como favorita.

Shakira, por su parte, tiene muy claro el cambio. Lo primero que considera necesario es fijar su residencia en Londres antes que en Manchester junto a su hijo Milán de casi dos años y buscar una estabilidad para el que está esperando. Su embarazo, su afición al equipo capitalino londinense y sus positivas relaciones con Piqué son señales que no pueden pasar desapercibidas.

En esta batalla queda esperar por la última palabra, que la tiene el defensa del Barça; pero no perdamos de vista la campaña de la artista del pop para persuadir a su esposo por el Chelsea en lugar de por el Manchester United.

Aunque es válido recordar que en octubre de 2004 Piqué debutó con el primer equipo de The Red Devils sustituyendo a John O'Shea en la victoria del equipo red por 0-3 ante el Crewe Alexandra, en tercera ronda de la Carling Cup.

Más tarde, en mayo de 2007, luego de su paso por el Real Zaragoza, nuevamente el Manchester United anunciaría el regreso de Piqué a la entidad inglesa, donde marcó su primer gol en la UEFA Champions League el 7 de noviembre de 2007, ante el Dinamo de Kiev de la liga ucraniana en la fase de grupos.

Ante estos argumentos, me imagino que la respuesta de Shakira sería: "Las terceras partes nunca son buenas."

Otro de los fuertes argumentos de la cantante es la presencia en Londres del centrocampista, mediapunta o incluso delantero, amigo de la pareja: Cesc Fàbregas, y su novia Daniella Semaan, lo que contribuiría con su adaptación a la vida social londinense.

La inminente salida del Camp Nou del defensa cuenta con grandes expectativas, el desenlace es casi obvio; pero puede suceder de todo.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página FC Barcelona
Seguir
Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!