Este jueves. 09.10.2014, se conmemora el 25 aniversario de la gran Manifestación pacífica de Leipzing donde asistieron más de 70.000 personas desafiando a la policía represora del régimen. Salieron a la calle para protestar contra el régimen totalitario de la antigua RDA (República Democrática de Alemania).

Un mes después de dicha movilización, el 9 de noviembre, cayó el Muro de Berlín. Tal como dijo Ángela Merkel en su discurso oficial el pasado 3 de octubre: "Sin el valor de los ciudadanos que se levantaron contra la represión hoy no estaríamos aquí".

La manifestación de Leipzing era pacífica y conocida como las "manifestaciones de los lunes".

Se reunían en la plaza de la iglesia Nikolai de Leipzing reclamando la libertad de viajar y de opinar. Donde asistían a las "oraciones por la paz" oficiadas por el párroco Christian Frührer. Una vez terminadas, miles de jóvenes se quedaban fuera hablando de política, con la llegada del otoño ya que anochecía más pronto, con las mismas velas de la iglesia caminaban en círculos alrededor de la plaza. A pesar de las numerosas detenciones, el número de manifestantes crecía cada semana.

Miles de policías vigilaban las calles, corrían rumores de una presumible represión violenta de la manifestación. La gente no se dejó amedrantar en su protesta y 70.0000 personas se manifestaron pacíficamente, el 9 de octubre de 1989, contra el régimen imperante gritando "Wir sind das Volk" (Nosotros somos el pueblo).

Vídeos destacados del día

La policía no intervino por falta de órdenes directas y la manifestación siguió su curso hacia el centro de la ciudad, fue considerada una victoria frente del poder del SED (partido único de Alemania).

Alemania sigue refiriéndose a esta etapa de transición con la expresión "die Wiende" (el cambio), etapa entre las últimas elecciones municipales de la RDA, mayo del 1989, y las primeras elecciones libres en marzo de 1990. Incluye el momento de la caída del Muro de Berlín.

No existen imágenes de todas las manifestaciones que se realizaron. Fue una revolución pacífica. El valor era su arma, su táctica la pacificación y su estrategia la humildad. Estuvo protagonizada por héroes discretos, ciudadanos que anhelaban la libertad y estuvieron dispuestos a dar la cara por ella.