Cuando se habla de las influencias de la serie True Detective, todas las miradas se vuelven al eterno retorno de Nietzsche y, equivocadamente, a H.P. Lovecraft. Y digo equivocadamente porque las referencias a "Carcosa" y al "Rey amarillo" que se atribuyen a Lovecraft son en realidad de dos relatos de Ambroce Bierce y Robert W. Chambers. El primero, "Un habitante de Carcosa" es un delicioso texto que en apenas diez páginas es capaz de construir una atmósfera inquietante y turbadora en la que describe el paso de un alma perdida por una tierra baldía, sombría y ruinosa.

La pista de Bierce en Mexico en 1913 tras unirse al ejército de Pancho Villa.

Su desaparición sí aparece recogida en uno de los textos de Lovecraft: "El que acecha en el umbral" y quizá de ahí la confusión. Antes, en su última carta el novelista había escrito: "Si oyes que he sido colocado contra un muro de piedra mexicano y me han fusilado hasta convertirme en harapos, por favor, entiende que yo pienso que esa es una manera muy buena de salir de esta vida. Supera a la ancianidad, a la enfermedad, o a la caída por las escaleras de la bodega. Ser un gringo en México. ¡Ah, eso sí es eutanasia!". Un gringo viejo en México, con 70 años y problemas de movilidad. Un gringo viejo. Así se recogió en documentos de la época la muerte de un blanco sin identificar. Sus últimos días fueron novelados por Carlos Fuentes y llevados al cine luego por Luis Puenzo.

Ambroce Bierce fue interpretado por Gregory Peck.

Sin embargo, existe una influencia estética en la serie True Detective que ha pasado mucho más desapercibida y es el libro de fotografía: "Petrochemical América", de Richard Misrach y Kate Orff. Este impresionante trabajo es algo más que un libro de fotografía.

En 1998 el fotógrafo Richard Misrach empezó a documentar fotográficamente, por encargo del High Museum in Atlanta, un área de unos 150 km de largo siguiendo el río Mississippi entre Baton Rouge y Nueva Orleans, el llamado "Cancer Alley" o callejón del cáncer, uno de los ecosistemas más tóxicos de toda América.

Siguiendo el curso del río se encuentran más de un centenar de factorías y plantas de la industria petroquímica que causan un daño incalculable a la vida en cualquiera de sus formas.

El resultado de su trabajo fue una impactante colección de fotografías en las que cielos sin vida, perpetuamente neblinosos se reflejan en aguas inmóviles de donde emergen troncos de árboles petrificados. Cargueros de petróleo atraviesan la línea de un horizonte solo compuesto por chimeneas y tanques de almacenaje. Este fondo de paisaje industrial que se repite en desvencijados campos de baloncesto donde nadie juega o cementerios con factorías al fondo. Vallas que separan terrenos contaminados parecen emerger desde el agua cenicienta donde flotan lo que parecen peces muertos.

Desechos, fábricas abandonadas, hierba macilenta y una permanente tonalidad de verde grisáceo que tan bien supo captar la serie para crear la "psicoesfera", es decir, la manifestación geográfica y física de la ideología, de las creencias, de los símbolos y los significados. En este caso, la decadencia y la descomposición.

Todo el hálito de veneno y enfermedad, de paisaje moribundo que recogen las fotografías de Misrach inspiró la descripción de esa realidad mórbida en la que se desarrollaba la trama de True Detective. Los tonos verdosos, los grises arenosos, las nubes sin contornos, los paisajes mortecinos…todo ello está tratado del mismo modo en las fotografías y en los fotogramas.

Pero hay algo más.

El trabajo fotográfico no solo sirvió de inspiración para nuevas formas de expresión artística sino que colabora en la regeneración del medio. Cuando se le propuso a Misrach darle más visibilidad editando sus fotografías puso como condición que colaborase en el proyecto la arquitecta paisajística Kate Orff. El libro se convirtió entonces en un análisis detallado de las consecuencias de la existencia del Cancer Alley. Un estudio científico que analiza sus efectos en el paisaje, en la economía, en la salud, en la alimentación, la Ecología, el desplazamiento de las comunidades y el envenenamiento, quizá irreversible, de todo el ecosistema. Estudio que no solo examina con detalle todos estos aspectos sino que propone alternativas de regeneración.

Un caso ejemplar de cómo la fotografía puede implicarse en la transformación social y cómo puede ponerse al servicio directo del bienestar de los seres humanos.

Sigue la página Historias
Seguir
Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!