El joven Frankie, nombre por el que se le conoce trataba de vivir de acuerdo a sus fantasías de grandeza y fama. Francisco de veinte años de edad cursa estudios de Derecho desde hace tres años, en el exclusivo Centro Universitario de Estudios Financieros en (Cunef) Madrid y el martes pasado fue arrestado por la Policía Nacional, acusado de suplantación de identidad y estafa.

Los compañeros de clase cuentan que siempre tenía asuntos importantes que atender relacionados con el PP o con el Gobierno. Por otro lado en el PP dicen que ni siquiera está afiliado al partido.

En su domicilio se incautaron documentos oficiales falsificados, autorizaciones falsas para acceder a vehículos del Palacio de la Moncloa y placas de la Guardia Civil y de la policía.

Al parecer el chico se hacía pasar por asesor del gobierno con una identidad falsa. Se colaba en acontecimientos públicos de la vida política y económica del país con una facilidad asombrosa.

Francisco deambulaba por Madrid con vehículos de lujo que ahora se sabe que alquilaba. En Facebook aparece en fotos junto a José María Aznar y Ana Botella, con Juan Manuel Villar Mir, en otras abrazando a Esperanza Aguirre, desayunando junto a Miguel Arias Cañete, posando junto a Michael Leven, y hasta en la coronación de Felipe VI.

La jueza de instrucción de Madrid, Mercedes Pérez Barrios, ha resuelto la libertad provisional sin fianza para Frankie. Le ha prohibido salir del país y tendrá que presentarse en el juzgado cada vez que se requiera su presencia.

La jueza no se explica cómo este joven de 20 años, solo con su "pico de oro", y su propia identidad pudo acceder desde un principio sin ser detectado a actos oficiales, conferencias, etcétera.

Vídeos destacados del día

El audaz francisco logró embaucar a Javier M. de la H. para que le diera 25.000 euros para que este intentara que Mariano Rajoy intermediase en la venta de su casa en Toledo. (Que también hay que ser tonto) Por lo visto Francisco le entrego un documento falso con las firmas también falsificadas del secretario y el subsecretario de estado. El detenido ha reconocido la falsificación del dossier y ha devuelto 10.000 euros a la víctima.

En un informe del médico forense se señala la fantasía delirante megalomaniático que padece el imputado.