El Ébola y las misiones informativas en países musulmanes, son ejemplos contemporáneas de la crispación y falta de recursos que este mundo refleja. Existen héroes capaces de abandonar la comodidad del hogar en aras a colaborar en un difícil equilibrio internacional: léase periodistas y sanitarios. Blindar a estas personas excepcionales equivale a que puedan continuar una influencia positiva en sus respectivos lugares de destino.

Contención de enfermedades e información de los hechos, son a priori emblema y constituyen factores que demuestran aspectos positivos en el contexto de la ética y de la acción de buena parte de la población, que ha su vez lucha por demostrar que la naturaleza humana es excepcional.

Los estamentos gubernamentales responsables deberían asegurar entornos protegidos para estos héroes y heroínas, en aras a que puedan seguir desarrollando sus funciones sin la incertidumbre que produce el caos en el que, por voluntad propia, entran con intenciones que representan valores muy elevados.

En clave de coherencia con estas palabras, los periodistas deberían ser protegidos por los ejércitos y los sanitarios deberían ser protegidos con el máximo de medios económicos y médicos vinculados a la obtención de recursos tanto para curar como para protegerse de posibles infecciones.

Ningún periodista debería caer en misiones humanitarias. Y los que están retenidos deberían ser liberados de sus captores. Esta debería ser misión prioritaria de los gobiernos. Ningún sanitario debería volver infectado por falta de medios económicos y los que vuelven infectados deberían ser atendidos con los medios más avanzados en la medicina para ser currados.

Algunos medios transmiten serenidad ante los diferentes casos e informaciones que van llegando. Hecho que en opinión de muchos genera un efecto positivo en la población de cada país.
El alarmismo genera nerviosismo y de todos es sabido que de el nerviosismo no puede salir nada bueno.
Felicidades a los medios que juegan un papel tan importante entre el vínculo entre la noticia nacional o internacional y el lector de a pie.
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más