La cantante y actriz Jennifer Hudson, confesó ayer a MTV que puede estar en marcha la tercera película sobre Sexo en Nueva York. "Alguien vino a hablarme de ello. Así que, quiere decir que está en conversaciones, podría pasar", afirmó ante el medio.

Con esta revelación, es seguro que ella participaría en la tercera parte de la historia que escribió Candace Bushnell basándose en su vida. Jenniffer Hudson participó en las dos primeras entregas, dando vida a la secretaria de Carrie Bradshaw como Louis de St. Louis en el primer filme e interpretando algunas canciones de la banda sonora en la segunda película. A principios de este año, Michael Patrick King, el creador y productor de Sexo en Nueva York confirmó que tenía en mente realizar la tercera entrega para la gran pantalla, a la revista Entertainment Weekly.

Entre sus declaraciones destaca la siguiente: "Sarah Jessica Parker (Carrie Bradshaw) y yo sabemos cómo sería el capítulo final. Esto no quiere decir que se hará, pero considero que todavía hay una historia que contar". Él aún sigue pensando en Samantha Jones, Carrie Bradshaw, Charlotte York y Miranda Hobbes y sus posibles vidas tras su vuelta de Abu Dhabi de hace cuatro años.

Mucho antes de que el director comentase sus futuros proyectos, la actriz protagonista Sarah Jessica Parker, se mostró encantadísima cuando le preguntaron si le gustaría repetir por tercera vez la experiencia de interpretar a la periodista más fashion de Nueva York con sus tres mejores amigas. Y es que ella opina lo mismo que el creador, "hay más historias que contar" afirmó.

También otras dos compañeras suyas de reparto, respaldaron la idea de hacer una trilogía.

Vídeos destacados del día

Kim Catrail, quien da vida a la extrovertida y sexy Samantha Jones, le dio el visto bueno y aseguró que el guion sería fascinante. Por otro lado, Kristin Davis que interpreta a la romántica y tierna Charlotte York, opina que la historia debe de tener un final, teniendo muy en cuenta la opinión de los fans.

Hace 10 años que se dio por concluida la serie más femenina de HBO, compuesta por seis temporadas. Cuatro años después, se lanzó a la gran pantalla la primera película cuyo éxito tuvo unos beneficios de 350 millones de dólares. No obstante, la secuela no tuvo la misma acogida por los espectadores, reduciendo las ganancias a 198 millones. ¿Podrá la tercera película superar estas cifras?