Una buena manera que ha encontrado el hombre de transformar las tragedias, es canalizándolas en el #Arte. Algunos artistas prefieren escribir sobre ello, otros se inspiran para componer canciones, y hay quienes escogen lo visual para plasmar las emociones que aquello ha causado. En esta última línea es que se encuentra Katsuhiro Otomo, un dibujante japonés que quiso recordar el tsunami de 2011 con un mural.

El lugar escogido para llevar adelante el proyecto artístico es bastante singular, pues se trata del aeropuerto de Sendai, una de las zonas geográficas que más sintió el golpe de la gran ola. Otomo, el creador - reconocido internacionalmente por ser el autor del manga "Akira" -, conjuga en su composición, el pasado mítico de Japón con el pasado más reciente, y sus clásicos toques cyberpunk.

Así, según se puede observar ya en el aeropuerto, el mural muestra a un pez robot, capaz de volar, en el que se transporta un niño desnudo, todo dispuesto sobre una gran ola. Una obra ecléctica en varios sentidos, ya que mezcla la realidad y la fantasía, y además se experimenta con los materiales: pintado a mano, también se utiliza la técnica del collage al incorporar la cerámica que le da relieve y personalidad a la obra. El trabajo final constará de unos 24 metros cuadrados, y se podrá ver terminado en marzo del año próximo, cuando se conmemoren los cuatro años de la tragedia.

Cuando el arte transforma. El tsunami que golpeó a la población nipona se cobró más de 15000 vidas, y casi unos 3.500 de desaparecidos. Pero las consecuencias para los japoneses fueron muchas más y devastadoras.

Vídeos destacados del día

Otomo, al igual que otros artistas, vislumbraron una veta por la cual canalizar el horror y el dolor de aquel entonces. De este modo, el arte en todo su espectro de posibilidades, es trasformador. La expresión de las emociones y sensaciones que tanto un suceso agradable como nefasto puede provocar en la humanidad, es una manera más rememorar lo ocurrido. No solo la historia tiene el poder de actualizar el pasado, el arte es también una manera de documentar tanto la vida y como la muerte.