Puede ser impactante y extraordinaria. Si la nueva película de Clint Eastwood llega a ser en su totalidad como las primeras imágenes que pueden verse en el trailer que esta misma semana ha salido a la luz, no cabrá duda de que el responsable de Gran Torino lo habrá vuelto a conseguir. Y es que en American sniper, su nuevo trabajo, a tenor de los únicos dos minutos con los que el espectador cuenta para abrir boca, se adivina ese talento que Clint ha derrochado durante años detrás de las cámaras y que en sus títulos más recientes había perdido, acomodado en narrativas convencionales, caso de Jersey boys, escudado en la mezcla de historias para no terminar de redondear artísticamente ninguna, como en Más allá de la vida, o exaltando y haciendo confuso el fascinante proceso de decadencia de J.

Edgar.

American sniper adapta la novela autobiográfica de Chris Kyle, conocido como El demonio de Ramadí, apodo que le pusieron los insurgentes en el sitio de Bagdad. Era el francotirador más letal de los Navy SEAL, dejando constatadas 160 muertes de enemigos bajo su puntería, aunque la leyenda cuenta que en realidad fueron 255, pero esa es una cifra no confirmada. Él mismo fue abatido el 2 de febrero de 2013, pese a que llevaba retirado desde 2009 para dedicarse a su familia.

Aún se desconoce la duración de la película, pero lo que sí se sabe es que el estudio que la produce y distribuye, Warner Bros, como casi siempre en la carrera de Clint, ha adelantado su estreno para el 25 de diciembre en la estrategia propia de los largometrajes que van directos al Oscar: una apertura limitada, en pocas salas, para que la fecha cuente de cara a la Academia, y posteriormente, una expansión multitudinaria a todos los cines a los que sea posible llegar para que nadie se quede sin verla.

Su protagonista, Bradley Cooper, últimamente asiduo a las candidaturas al Oscar (sería la tercera consecutiva que consigue de lograrlo de nuevo en 2015) es uno de los nombres que suenan para ocupar la lista de los cinco privilegiados que lucharán por ganar la dorada estatuilla el próximo mes de febrero, y puede que a la tercera lo consiga, y más a las órdenes de quien ya le ha granjeado el premio a Gene Hackman, Morgan Freeman y Hilary Swank por Sin perdón al primero y Million Dollar Baby a los segundos.

A tenor de lo que puede verse en el trailer, Cooper realiza una de esas interpretaciones que quedan grabadas en letras de oro en los fotogramas de las películas. Pero, como siempre, habrá que esperar a verla entera para saber si el actor de Resacón en las Vegas continúa en la estela que apuntara en La gran estafa americana y brilla tanto en este nuevo trabajo como en aquel por el que tantas buenas críticas obtuvo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!