Nos gusta ir de viaje, porque descubrimos paisajes nuevos, culturas que no conocíamos o nos entusiasma probar nuevas gastronomías típicas de otros lugares. España tiene mucha historia cultural que ha dejado en los siglos pasados. Pues bien, visitar todas las comunidades españolas puede convertirse en una agradable aventura que nos puede sorprender por las vistas que esconde, su cultura, sus costumbres,…

Es aquí donde entran los Paradores. Si lo que queremos es disfrutar de una estancia fuera de casa que nos impregne de la cultura de cada sitio de España, lo que buscamos son los Paradores.

Son hoteles que antiguamente fueron castillos de condes, monasterios de monjas y monjes y otros sitios emblemáticos de la historia española.

Podemos encontrar paradores por todo el territorio Español.

El parador situado en Hondarribia, Gipúzcoa, conocido por el nombre de Parador nacional el Emperador. Este castillo fue construido por el rey de Navarra Sancho Albarca en el siglo X. Este parador se asoma al Bidasoa. Aquí es donde el río cede su agua al mar.

El parador Enrique II, en Salamanca.

Aquí se hospedaba Doña Maria Alfonso, y donde murió también. Decidió derramar sobre su rostro y cuerpo una olla de agua hirviendo diciendo 'No permita Dios que por ti caiga en torpe y vil pecado' tras rechazar un alto número de solicitaciones amorosas.

El parador situado en Granada, y se asienta sobre un convento franciscano fundado por los Reyes Católicos. Tal y como ordenó la reina Isabel, el monasterio se edificó con su iglesia junto a los palacios moros.

Fue construido en el siglo XV, cuando era conocido por ser un de los lugares más privilegiados del mundo.

Por último, el parador de Tortosa conocido como el castillo de Zuda, donde han vivido tres reyes esenciales para la historia de España. Abderramán III, que mandó construir el pozo o zuda, del que la fortaleza recibe el nombre, el conde Ramón Berenguer IV que arrebató a Tortosa a los Árabes y el Rey Jaime I.

Como podéis comprobar todos estos castillos, palacios y conventos, están llenos de historia, y han sido reformados para que todo el mundo pueda disfrutar de una estancia respirando este ambiente dentro de las lujosas habitaciones que se encuentran en los paradores.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!