Deslumbran por lo que hay en ellos, pero también por lo que se dice de ellos. Sitios consagrados por la historia de la humanidad que vive entre sus muros, los museos continúan siendo uno de puntos cruciales al momento de escoger un destino turístico. Pero no todos parecen gozar del mismo encanto seductor, algunos se perfilan como los favoritos y ocupan los primeros puestos en el ranking mundial de museos más frecuentados.

El primer puesto en el podio se lo lleva el Louvre (París, Francia). Aunque disminuyó en un 4% el número de visitantes respecto al año anterior, llegó a contar 9,3 millones de entradas. Vale destacar que entre sus colecciones, se encuentran grandes obras del Arte universal como la Gioconda del fabuloso Da Vinci, ya un ícono del museo, pinturas de Rubens, Jan Van Eyck , Delacroix, Caravaggio y Tiziano, por nombras apenas unos pocos artistas.

El segundo lugar es para el Museo Nacional de Historia Natural de Washington (8 millones de visitantes). El próximo puesto se ubica casi en las antípodas, pues se trata del Museo Nacional de China, con siete millones de visitas.

Paradójicamente, aunque Londres cuente con la mayor cantidad de museos y espacios dedicados al arte y la cultura -seis en total -, ninguno ellos se halla entre los tres primeros de la lista. El cuarto lugar es para el Museo Nacional del Aire del Espacio (Washington) y recién el quinto es para el Museo Británico de Londres que contó con un incremento del 6% de visitas. Continúan el Metropolitan (New York), la National Gallery (Londres), el Vaticano, y dos museos dedicados a las ciencias naturales, primero el de Londres y luego el Museo Americano de Historia Natural en New York.

Vídeos destacados del día

Las estadísticas señalaron un crecimiento de un poco más del 7% respecto del año anterior en cuanto a la totalidad: se contabilizaron 106, 6 millones de asistentes. La pregunta que queda flotando ante estos números es qué factores inciden en la decisión de las personas por uno u otro museo. Sin dudas, lo económicos interfiere, sobre todo el cambio de moneda para turistas extranjeros. Pero también los gustos personales, el prestigio social de lo que entre sus paredes se resguarda, el peso de la historia, el boca a boca… Además, aseguran que la organización de muestras temporales es el gran atractivo que invita a quienes ya conocen el museo, a repetir la experiencia. Los museos, esos grandes espacios de historia que tienen más vigencia que nunca.