'Compartir Mola' es del nombre de la primera película-documental de todo el panorama internacional que carecerá de la figura del director ya que se realizará de forma colaborativa entre varias empresas con el objetivo de demostrar lo que es la 'economía colaborativa'. 

Un total de 40 empresas tienen que enviar un vídeo en el que expliquen cual es su función, los errores que han cometido y lo que han adquirido. Posteriormente, Héctor Castillo (manager de una de las empresas) se encargará de conectar los distintos vídeos que ha recibido y su participación supondrá la eliminación de la figura director.

Anuncios
Anuncios

Entre las empresas que colaboran en el documental se encuentran, Airbnb, Bluemove, Tutellus o Goteo. 

Una vez Héctor Castillo haya recibido todo el material grabado, se reunirá con los participantes para estudiar el material y consensuar cual va a ser el guión definitivo de 'Compartir Mola'. El objetivo de la reunión es que cada uno de los miembros exponga sus ideas para poder elaborar un guión muy original. Además, otra de las bases de esta forma de trabajo es que cada una de las 40 empresas colaboradoras ofrezca sus herramientas para poder producir la película. Por ejemplo, en el documental participa una productora de Cine que va a ser la que lleve el peso del rodaje, así como una empresa de marketing que se encargará esta parte del largometraje.

En esta película se abordarán los aspectos principales de la economía colaborativa, así como sus ventajas e inconvenientes. El objetivo es dar a conocer a la gente cuando se está llevando a cabo un consumo colaborativo y cuando no. Para ello, en el documental también aparecerán testimonios de personas  que pertenecen a varios ámbitos relacionados con la economía colaborativa (Consumidores, competencia, Hacienda...).

Quien quiera ver este innovador largometraje deberá esperar hasta mediados de octubre.

Anuncios

La parte positiva es que no habrá que pagar ni un céntimo por ver 'Compartir Mola', ni en los cines, ni en centros de coworking españoles, ni tampoco en la página web de Tulletus.

Haz clic para leer más