Un estudio realizado en el Instituto Weizmann de Rehovot, (Israel), por el doctor Eran Elinav quien fue el director de la investigación, junto con el profesor Eram Segal del Departamento de Matemáticas Aplicadas e Informática, en relación con el uso de los edulcorantes para disminuir el consumo de calorías, arrojaron como resultado todo lo contrario.

El estudio fue motivado por el hecho de que los edulcorantes no parecían tener efecto alguno y que las personas que lo consumen diariamente no pierden peso de manera significativa; los investigadores realizaron experimentos con ratones y seres humanos, los edulcorantes que utilizaron para el estudio fueron el espartano, la sucralosa, y la sacarina; el experimento consistió en suministrarle a un primer grupo de ratones agua mezclada con cada uno de estos edulcorantes de forma proporcional a la dosis recomendada a los seres humanos, a un segundo grupo le suministraron solo agua, y al tercer grupo agua con azúcar, solo los que tomaron el agua mezclada con los edulcorantes, desarrollaron intolerancia a la glucosa.

Los cambios profundos en las reacciones bacterianas, parecen que son debidos a que el organismo no reconoce a los edulcorantes como alimentos, produciendo alteración en la flora intestinal; los investigadores le suministraron antibióticos a los ratones que se le altero su flora intestinal y lograron revertir el problema, por otra lado, transfirieron la micro-biótica de los ratones que consumieron edulcorantes a ratones libres de bacterias y le transmitieron la intolerancia a la glucosa.

Por otra parte y para conocer el resultado de su experimento en humanos, realizaron estudios con un grupo de voluntarios que no consumían alimentos endulzados de manera artificial, a los que le pidieron que los consumieran por el periodo de una semana, y después le realizaron pruebas donde valoraron sus niveles de glucosa y la composición de su flora intestinal; este experimento dio como resultado, que algunos desarrollaron intolerancia a la glucosa, pero no todos; también notaron dos tipos de poblaciones diferentes de bacterias, una que produce intolerancia a la glucosa y otra que no presenta ninguna alteración; por lo que concluyen en manifestar la importancia de la medicina personalizada y en un estudio integral e individual a las personas para atender su condición particular.

Los edulcorantes están presentes en todos los alimentos denominados "light", y todas las personas que quieren bajar de peso o mantener la figura los consumen, es un gran mercado mundial, existen hogares en los que no se consume azúcar, prácticamente en ninguna de sus versiones, porque también han realizado estudios que demuestran sus efectos dañinos para la salud, por lo que nos preguntamos, ¿que tomamos entonces?, pues tendremos que realizarnos estudios personalizados, para saber cómo y con qué endulzar nuestros alimentos, y ante la duda, poco azucar, o nada de nada.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más