Veintisiete de agosto. Primeras noticias desconcertantes a su alrededor. Si ha muerto. Si no. El llanto se mezcla con la ilusión. Hasta que el portavoz de la familia, Toni García, amigo íntimo, tras pedir disculpas por la confusión en torno a la persona del padre de la rumba catalana, confirmaba que Peret había fallecido.

Pedro Pubill Calaf, más conocido como Peret, nació en Mataró un 24 de marzo del 1935. De pequeño asistió poco a la escuela pues prefería acompañar a su padre en su trabajo como vendedor ambulante de telas por toda Cataluña y por Baleares.

Desde pequeño admiraba el cante gitano y le gustaba mucho la guitarra.

Tanto es así que con tan sólo doce años formó un dúo llamado Los Hermanos Montenegro con una prima suya debutando poco después en un festival infantil en el teatro Tívoli de Barcelona

Grabó su primer disco en el mil novecientos cuarenta y siete pero no tuvo mucha relevancia en el mercado. Seguía ayudando a su padre, sobreviviendo con la venta ambulante. Tocaba de manera puntual en locales de la costa catalana. Esto hizo que poco a poco, su fuera conociendo su #Arte por la ciudad condal.

En los sesenta, dio el salto a Madrid tras grabar dos discos en Barcelona los cuales sonaron mucho en las emisoras de la zona y tras casarse. Fue empleado por El Duende, un tablao flamenco que pertenecía a Pastora Imperio y Gitanillo de Triana. Desde aquel lugar y con todo su arte, fue subiendo en el mundo de la música, convirtiéndose años después en el Reyindiscutible de la Rumba Catalana.

Vídeos destacados del día

Aunque no fue por esto muy conocido en este arte, Peret también hizo sus pinitos en el cine. En el 1963, hizo un papel pequeño en Los Tarantos. También mostró su talento artístico en películas que no tuvieron demasiado peso como El mesón del gitano, Si fulano fuese mengano, Amor a todo gas, Qué cosas tiene el amor, Las 4 bodas de Marisol, A mí las mujeres ni fu ni fa,… Las últimas películas en las que apareció fueron en Alma gitanaen 1996 y en 2001 en el film Marujas Asesinas en la que también colaboró con la Banda Sonara de la misma.

El pasado mes de julio anunció públicamente que padecía cáncer y que se encontraba bajo tratamiento médico. Peret, que en esos momentos se encontraba grabando su primer disco todo en catalán, tuvo que dejar aparcado el proyecto por su enfermedad el pasado treinta de julio.

Pese a su retirada de los escenarios para poder dedicarse a su recuperación, Peret en todo momento esperaba poder retomar sus trabajos en breve. Pero el pasado lunes, cuando tras anunciarse que suspendía el espectáculo inaugural de la XVII Fira Mediterrània de Manresa (Barcelona), de su disco enteramente en catalán, 'Peret als barris de Manresa', saltaron todas las alarmas sobre su empeoramiento.

El Rey de la Rumba Catalana nos ha dejado con esa última lágrima caída en la arena tras una lucha feroz con uno de sus grandes obstáculos en la vida: el cáncer de pulmón.

El reinado está sin heredero y ya nos van quedando pocos de aquellos a los que admirábamos por un arte tan puro, tan racial, tan carismático, tan auténtico, tan único y con tanta fuerza como el que tenía Peret.

¡Dulces sueños alteza! La gloría es vuestra y toda la pena,… sólo nuestra. Y con tus palabras cantadas con ese don que tú tenías me quedo hoy maestro: "Visca Catalunya! Visca Catalunya! Visca el català!".