Por primera vez en esta ciudad, debido al éxito entre el grupo de personas jóvenes que tienen los festivales de música electrónica y copiando grandes eventos mundialmente conocidos como Tomorrowland o Ultra Miami, Valencia decidió celebrar el pasado fin de semana el Marenostrum Music Festival. La experiencia, según cuentan las personas que acudieron a él, fue inolvidable.

Este evento llevó cierto tiempo de preparación y venta de entradas. Se contrataron más de 350 empleados para trabajar en la organización, así como artistas conocidos como Quintino, SuperNova o Swanky tunes, especializados en música techno y electrónica.

El MMF tuvo lugar en el Grao, más concretamente en la Antigua Estación, a 100 metros del Puerto de Valencia, un lugar aconsejable para visitar y con buenas vistas. Durante los días 11, 12 y 13 de julio, los asistentes al evento pudieron disfrutar de 12 horas de música diarias durante el sábado y el domingo (de 12:00 a 24:00), precedidos por una "pre-party" de bienvenida el viernes. Durante este tiempo los artistas se fueron sucediendo en el escenario contando en todo momento con la calurosa bienvenida del público, el buen clima y el ambiente festivo. Con la intención de sofocar el calor, se puso en marcha un sistema de aspersores que refrescara a los asistentes.

Para facilitar la estancia de la gente que ha acudido a disfrutar el MMF desde lejos, se habilitó al lado de la estación un camping para poder pasar los días de un modo más económico; este servicio resultó exitoso, puesto que ahora está de moda estacionar de esta forma entre la gente joven (personas entre 18 y 30 años).

Para las personas que preferían pasar la noche de otro modo, con la venta de entradas se facilitaron diversos packs en los que se le recomendaba al cliente la estancia en diversos hoteles, ya que salía más económico por el previo acuerdo de la empresa organizadora con éstos.

Y toda fiesta está bien, pero no podemos olvidarnos de aquellos que se encargan de poner un límite y asegurar a las personas que todo estará bajo control.

Durante el fin de semana, 70 trabajadores pertenecientes al cuerpo de la Policía han estado al servicio de la organización para mantener el orden y facilitar la diversión a todo el mundo.

Los asistentes al encuentro comentan que el Marenostrum Music Festival ha sido un evento "increíble", "mucha fiesta", "espectacular"… y hacen comentarios como: "hay que repetir, porque ha sido una pasada".

Para ser la primera vez que Valencia se aventura a organizar un evento de estas dimensiones, parece ser que no le ha salido nada mal. Los jóvenes locales y de otras partes de España que han participado en él esperan repetir el año que viene. Y tú, no dejes que te lo vuelvan a contar, ¿a qué esperas para unirte a ellos?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!